jueves , agosto 22 2019
Inicio / Editorial / Comercios bolivianos en Río Tercero abren el debate

Comercios bolivianos en Río Tercero abren el debate

 

Por Justo Dagorret

 

RÍO TERCERO/INFORME EXCLUSIVO/ La apertura de 19 negocios en la ciudad de Río Tercero, ha llamado la atención de las autoridades de la AFIP, Trabajo, autoridades del Centro Comercial y del Municipio. Este informe no tiene la idea de sobrepasar la línea delgada de la discriminación, pero si mostrar la realidad económica y social de un sector comercial que mira de reojo la «pululación» de locales de indumentaria de origen extranjero.

Argentina y fundamentalmente la ciudad se caracterizó por recibir con los brazos abiertos a las comunidades del mundo. En Río Tercero los primeros en llegar fueron los italianos y los españoles, luego llegaron en busca de oportunidades alemanes, judíos, coreanos y peruanos, donde la comunidad los recibió con los brazos abiertos.

Negocios bolivianos

Ribetes como condiciones laborales de los empleados o condiciones ante el fisco o violación de ley de marcas  son algunos de aspectos que el informe no detalla. Lo que si llama la atención es que en el último padrón electoral municipal, los casi 50 bolivianos arraigados en la ciudad no están registrados para votar en las próximas elecciones municipales, se desprende que sus domicilios no estarían registrados en la ciudad de Río Tercero.

PUBLICIDAD

 

Inmigrantes bolivianos

Hasta el siglo pasado la comunidad boliviana, en Río Tercero y zona se dedicaba a la producción hasta la comercialización mayorista y minorista. Esta colectividad era la responsable de poner frutas y verduras frescas en las mesas de los habitantes de la región.

En el último Censo Nacional (2010) indica que en la Argentina hay unos 345.272 inmigrantes bolivianos. Sin embargo, las estimaciones de los propios bolivianos que viven en el país superan por mucho a los números oficiales. Tanto la Asociación Folklórica Artística y Cultural San Martin (AFAC) del Barrio Charrúa como la Federación de Asociaciones Civiles Bolivianas (Facbol) creen que en el país habitan entre dos y tres millones de bolivianos.

De acuerdo a los números de la Dirección Nacional de Migraciones, desde 2011 a 2017 unos 414.000 bolivianos se radicaron temporaria o permanentemente en la Argentina.

Un panorama

Una de las características, de estos “nuevos emprendedores” que hasta hace un tiempo atrás en su mayoría eran trabajadores en huertas de Río Tercero y la región, hoy en día son propietarios de sus propios locales dedicados principalmente a le venta de indumentaria.

Dicho esto, en los últimos tiempos en la localidad de Río Tercero, la comunidad boliviana se estima en alrededor de unas 50 personas y unos 150 de otras naciones como peruanos, paraguayos, venezolanos y algunos provenientes del continente africano.

¿Por qué tantos negocios de origen boliviano?, es la pregunta recurrente en muchos comerciantes de la ciudad. La respuesta es contundente: en la ciudad existen 19 locales en el casco céntrico que son atendidos por sus dueños y empleados en su gran mayoría de nacional boliviana.

Como dato periodístico, el recorrido sobre estos negocios es que en su mayoría venden la misma ropa: remeras, camperas, sweter y todo tipo de ropa masculina y femenina, para chicos y grandes. Además, lo llamativo es el bajo precio en su mayoría de sus productos. Por ejemplo se encuentra en esos locales un bóxer con un precio de 150 pesos, que en otro local con dueño argentino en una segunda marca el precio es de 450 pesos.

Además, dentro de la especulación periodística, el OJOWEB comprobó que en mucho de los casos donde se instaló estos negocios de venta de ropa de origen extranjero, el pago de los alquileres a los dueños de la propiedades se realizan de forma total del contrato. Si el contrato es de dos años el pago es de contado y en su totalidad.

Quejas de los comerciantes

José, un propietario de una casa de indumentaria en plena calle Libertad, que posee una marca conocida, advierte: “es imposible trabajar con una competencia que consigue precios al 40% más bajos que nosotros”.

Gerardo, propietario de un local en Vélez Vásrfield advierte: “lo que habría que preguntar si las autoridades están al tanto de su situación legal en el tema de la documentación. Ellos usan el sistema educativo, el de salud, el judicial. Deberíamos saber en qué situación están dentro de la comunidad».

Sergio, otro conocido comerciante se queja: “evidentemente no sólo consiguen mejor precio, también hay que decir que trabajan más horas que nosotros, sábados y domingos. Habría que ver de dónde traen la mercadería. Si tienen controles de AFIP y Trabajo”.

Fuga de dinero

Un dato exclusivo, de la investigación del OJOWEB es que en las casas de cambio en Río Tercero, las legales y en las “cuevas” financieras o las bocas de los “Wester Union” son copados por extranjeros en el envío de dinero a sus respectivos países como Bolivia, Paraguay, Venezuela y países africanos.

Tribunales Federales de Río Cuarto. Se calcula que unos 20 millones de pesos se fugan de la ciudad hacia países vecinos. En ese sentido, la Policía Federal en su departamento de Delitos Complejos a instancia de la AFIP inició una investigación en el 2018, sobre algunos comerciantes en ese sentido. Fuentes consultadas a la investigación sostienen que las etapas instructoras siguen su camino.

¿Efecto Salada?

El gran negocio de “La Salada” que se desmanteló años atrás en Buenos Aires, hizo que mucho de los grandes productores de indumentaria intentaran colocar sus productos en distintas localidades como en Santa Rosa de Calamuchita, que por intermediación de un grupo de comerciantes y del Municipio negaron la apertura de los negocios de origen boliviana.

Esta semana en la localidad de Villa María se clausuró La Saladita, por parte del Municipio. En tanto, el organizador de la feria ( y secretario general del Sindicato de Vendedores Ambulantes de  Córdoba) Leonardo “El Chavo” Arias, exhibió un permiso, habilitándolo para trabajar, por parte del juez de Falta de Las Mojarras, quien es el que tiene jurisdicción sobre el lugar donde está emplazada la feria ya que se encuentra fuera del ejido urbano de Villa María.

 

PUBLICIDAD

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

«El flaco» Martino, rey por un día

Quienes conocemos a Alberto “el flaco” Martino desde la infancia, conocemos gran parte de la …

Un comentario

  1. Primera vez que veo que alguien hace pública este tipo de cuestión, es muy preocupante, es de público conocimiento que está gente tiene a todos los empleados en negro y no permite pagar con débito, xq supuestamente»está roto el postnet». El municipio debe hacer algo al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *