jueves , agosto 22 2019
Inicio / Editorial / «El flaco» Martino, rey por un día

«El flaco» Martino, rey por un día

Justo Dagorret/ EDITORIAL

Quienes conocemos a Alberto “el flaco” Martino desde la infancia, conocemos gran parte de la historia de la ciudad. Recuerdo verlo en la escuela 196, ahora Gregoria Ignacio Pérez, o en alguna canchita de fútbol en épocas de juventud.

Los años transcurrieron y se lo veía revoloteando por el estadio Collini del club Atlético Río Tercero, acompañando a su padre que era dirigente por ese entonces del club.

Por aquellos años, las necesidades de la ciudad estaban en expansión, algunos barrios reclamaban otros espacios deportivos y el “flaco” en conjunto con un grupo de amigos fue partícipe de la creación de un nuevo club en la ciudad, el club Independiente de Río Tercero.

Además, de dirigente político, Alberto se había recibido de abogado, e incursionaba en política.

Terco, simpático, amable, “chinchudo”, amigable eran y son los adjetivos que desde la infancia hasta la actualidad lo pintan al personaje. Se ajustó a las críticas de los periodistas, se aguantó la pérdida económica de sus actividades comerciales privadas en plena gestión municipal. Pero no lo inmutó, sus ganas de sentir y demostrar ser Intendente ganaron.

Durante sus casi ocho años de gestión, cuando la ciudad sufría tornados e inundaciones «el flaco» siempre dio la cara y esa es su mayor virtud. Nunca abandonó su carácter.

En diciembre próximo, «el flaco» Martino dejará de ser el Intendente de la ciudad. Hoy en el desfile cívico entendí que la consideración de la gente, el respeto, la aceptación de un hombre que llegó a dirigir los destinos de una ciudad es para pocos.

Ningún ciudadano deseó tanto ser intendente como Alberto Martino. Ninguno. Conocí los personajes políticos como Sánchez, Bossa, Brower, Rojo, pero Martino termina su mandato con un plus: hoy fue rey.

En pleno festejo cívico militar, los doscientos metros junto al Gobernador Schiaretti festejando y aplaudido por su pueblo Martino se sintió rey.  El saludo de la gente es una cliché para la historia. Las retinas de las 20 mil almas riotercerenses de un 9 de julio de 2019 se estamparon para siempre y recordarán que el Intendente Alberto Martino fue rey por un día.

Por último, tengo que decir que fotografié sus llantos, sus risas y sus momentos adustos. Lo croniqué en la protesta y en el aplauso. Pero jamás lo padecí, signo de buena conducta de un gobernante que estando en la cúspide nunca menosprecio el trabajo de los que piensan diferente.

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Fábrica Militar envuelta entre unidades de negocios y nulas comunicaciones

EDITORIAL/ Una vez más, la imagen negativa de la empresa del Estado, Fábrica Militar de …

Un comentario

  1. Feñix de estrada

    El reinado se construye día día y por eso a Amartino se le dice rey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *