viernes , septiembre 20 2019
Inicio / Espectáculos / Arte / “Encontré este refugio en la palabra de Dios”

“Encontré este refugio en la palabra de Dios”

RÍO TERCERO/ MÚSICA/ La música por siglos es considerada la máxima expresión cultura del ser humano. Esta historia sencilla es una luz de esperanza en tiempos de angustia económica y vacíos espirituales. Federico Izaza demuestra a través de una experiencia personal con su música y su nuevo material denominado Refugio un lugar para reflexionar.

Federico Izaza (37), casado con Yany, padre de dos hijos Agustín y Santiago y Paula (sobrina) integran la familia. “ Con la música empecé a los ocho años con un amigo y aprendí por oído y no tengo formación académica musical, luego tuvimos bandas musicales”, empezó diciendo el músico.

 

  • Pero, seguramente algún familiar le despertó el interés por la música. De mi abuelo, era guitarrista criollo de folclore. Creo que vengo de ahí. Mi abuelo falleció antes que naciera y calculo que los genes vienen de ahí.

De chico saqué mi primera canción a oído. Nosotros venimos de la iglesia cristiana donde se escucha mucha música. Empezamos con bandas dentro de la iglesia y luego seguimos con bandas de rock. Cuando iba al secundario tenía mi banda de rock y hacíamos temas propios. Mi primera banda se llamó Refugio y en por aquellos tiempos teníamos 15 años.

En ese tiempo, con mis 14 años ya componía mis canciones. No hacíamos couver tocabamos temas propios. Pasados los años en lo musical y que con mi hermano cuatro años mayor que yo, componíamo juntos con la guitarra y formamos un proyecto serio que se llamó Zoom (2004), que en ese grupo visionamos que no va a quedar para nosotros.

Hacíamos rock acústico y grabamos un primer disco en Córdoba, el segundo disco fue más eléctrico y rockero. Tocamos en Buenos Aires, Rosario, Tucumán, en el Orfeo de Córdoba haciendo de soporte a una banda religiosa llamada Rescate muy conocida a nivel nacional, además tocamos con La Mosca.

Ese proyecto pasó por una historia triste como fue la muerte de mi hermano (2010), en un accidente de tránsito donde muere él, la esposa y los hijos, Queda mi sobrina que vive con nosotros.

  • Y en el 2019 usted inició un proyecto nuevo. Emprendimos algo nuevo como solista como Fede Izaza. Es un proyecto que nació en un momento difícil de mi vida.  Ese tiempo de angustia del 2010 que era difícil de seguir, tratamos pero no pudimos. En ese tiempo surge éstas canciones que grabe en un LP, que se titula Refugio y surge como nuevo proyecto.
  • ¿Las letras son esperanzadoras? Las letras son esperanzadoras, y se llama Refugio porque es un lugar que uno se refugia de la tormenta, del viento de la lluvia y uno corre a su casa a tu familia a tu hogar.

Tiene eso el tema, que en un momento de angustia es difícil encontré el refugio en la palabra de Dios, en Jesucristo, en la familia. Quiero transmitir este mensaje a la gente que hay refugios que no cambian.

La sociedad cambió mucho y hay una desesperanza, una desilusión en la gente y que tiende a cambiar ese concepto de familia, por eso traigo este mensaje de Jesuscristo que no cambia. Los principios y su palabra no cambian, encontré en su palabra la esperanza.

  • El estilo de su música es rock, melódico o… Es un pop acústico melódico. Tiene mucho de melodía. Lo colgué en Spotify y veo que se va reproduciendo cada vez más, y ahora vamos a apostar con un video.
  • En ese vacío espiritual que usted menciona, ¿la música lo llena? Sin dudas que sí. Hay muchos mensajes en la música y el mensaje que yo disparo en este LP es un mensaje que llena un vacío importante en la vida, el propio y el de los demás.

Hay un vacío que podemos tener en lo económico como el trabajo o no contar con el dinero de antes, pero ese vacío se puede restablecer con más dinero pero no te termina dando felicidad, y está comprobado pero hay que recordarlo.

Ese vacío sin Dios es a lo que el disco te lleva. Hay un vacío que el hombre necesita llenar y es con Dios. No te lo da otra cosa, y la gente necesitan escuchar, que hay alguien que nos creó y que la vida es un punto en la eternidad, de que nos vamos. De que somos una flor que florece un tiempo, se marchita y desaparece y luego nadie nos recuerda.

Parece que nos van a recodar pasan los años y fuimos una flor que tuvo su tiempo. Por eso quiero decirle a la gente que hay alguien que es eterno, y por más que los tiempos cambian y nos provoquen ansiedad esos tiempos él no cambia y él es el refugio.

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

En corralito se abre el telón con «Tiempo de girasoles”

CORRALITO/ OBRA DE TEATRO/SE ABRE EL TELÓN/ Promovido por el departamento de Cultura de esa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *