domingo , febrero 16 2020
Inicio / Editorial / La mortandad de peces desnuda las deficiencias en materia de Medio Ambiente
La válvula que originó el desastre ambiental en río Ctalamochita

La mortandad de peces desnuda las deficiencias en materia de Medio Ambiente

Por Justo Dagorret

RÍO TERCERO/ MORTANDAD DE PECES/ Este pequeño incidente con la rotura de una válvula en un tanque de depósito de ácido nítrico de la empresa Petroquímica a “a priori” se le puede catalogar de imprevisto, más teniendo en cuenta la fotografía del buen estado en que se encontraba la pieza en cuestión.

Más allá de este evento que dio inicio a la comunicación oficial y rápida entre la empresa y el municipio, de la cual derivó la respectiva difusión a través del grupo de periodistas que conforman la lista de prensa municipal y en el grupo de whashap de Defensa Civil.

“Incidente sin complicaciones en Petroquímica” titulaba este portal de noticias. Pero como si el destino marcara una y otra vez, los malos ejemplos que acompañan a la empresa por la falta de comunicación u la omisión de los hechos, sucedió lo que para muchos ocurre de forma reiterada: la expulsión de ácidos y otros productos al río Ctalamochita cuando la población en su mayoría pernota.

En primer lugar, se evidenció una  “confianza desmedida” hacia el personal jerárquico de Petroquímica por parte de Seguridad municipal. La empresa tiene una docena de antecedentes en materia de violar el espacio ambiental público y su respectivo daño, el ejemplo más reciente fue en setiembre de 2018 cuando 20 toneladas de ácido clorhídrico fueron desparramadas en el suelo por una negligencia de un operario. Finalmente por aquellos tiempos el Intendente Martino aludió fuertes sanciones económicas a la empresa.

También en ese sentido el Plan Apell sigue siendo una gran mentira. La comunicación de todos los incidentes ambientales deben ser constantes y en tiempo real. El evento ambiental ocurrido el viernes pasado vuelve a mostrar que la difusión del Plan Apell es su principal defecto. Sólo se comunicó el viernes por la noche el primer incidente en tiempo y forma.

Pero, durante el fin de semana no se difundió nada sobre lo ocurrido. Las redes sociales se encargaron de mostrar algo que las autoridades municipales no pudieron o no supieron u omitieron. El trabajo sencillo y de campo realizado por integrantes de la Fundación Ctalamochita con la toma de muestras en el río, también la divulgación de videos sobre la mortandad de peces, develó el desastre ambiental. Diego Colussi, miembro de la Fundación fue contundente: “se recolectaron más de 100 kilos de peces muertos”.

Por último, hay que reafirmar que las autoridades municipales y provinciales son las encargadas de mantener un río limpio, además de velar por la flora y la fauna del ecosistema. Cuidar a los vecinos y a los habitantes que puedan disfrutar del río Ctalamochita debe ser una prioridad. Pero, no ceder el poder de policía preventivo y punitivo a personas, empresas, fundaciones y/o organismos no gubernamentales que es exclusivo, en este caso del Municipio y de la Provincia.

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Marcos Ferrer en busca de su camino

Argentina enfrenta una nueva crisis económica y Río Tercero no es la excepción. Pese a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *