domingo , septiembre 27 2020
Inicio / Editorial / ¿Quién le pisa la cola al león?

¿Quién le pisa la cola al león?

Justo Dagorret

POR JUSTO DAGORRET/

En esta pandemia del coronavirus y sus consecuencias de aislar a las personas llevó a repensar a muchos, el porqué del funcionamiento de las empresas, instituciones y/o entidades gubernamentales y de replantear objetivos.

En este caso, abordaré con mi criterio y poner en claro qué rol cumple las dos instituciones centrales como es la Municipalidad y la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos.

Dicho esto, hay que aclarar que la Municipalidad tiene a su cargo el cobro de tasas, además de recibir remesas mensuales por parte de la Provincia y Nación en conceptos de impuestos.

 

____

Con esos ingresos básicamente puede brindar servicios esenciales a la ciudad, como por ejemplo; la recolección de la basura domiciliaria, mantenimiento del alumbrado público, el ordenamiento del tránsito urbano, la distribución del agua potable a las viviendas, abrir nuevas calles, colocar y mantener semáforos, la construcción de cloacas, entre tantas cosas.

______

 

Para ello, la democracia establece que el Concejo Deliberante es el que establece normas y ordenanzas para poder cumplir los servicios públicos desde el Municipio.

Por otro lado, la Cooperativa nació en 1933 con el concepto de distribuir energía eléctrica, que compra al por mayor a la empresa EPEC y brinda a las residencias, negocios y empresas de la ciudad la electricidad.

A medida que pasa el tiempo, la Cooperativa empezó a brindar más servicios como los sociales, banco de sangre, cementerio parque, telecomunicaciones (telefonía fija e internet) y televisión IP. Luego, en el tiempo el Municipio le fue transfiriendo a través de concesiones varios servicios como alumbrado público, semaforización, agua y cloacas.

ALUMBRADO PÚBLICO Y SEMAFORIZACIÓN. Este punto, es crucial para entender el grado de responsabilidad de cada uno. El tutor legal de este servicio es el Municipio que se lo transfirió por casi 20 años a la Cooperativa hasta el 2018, la COSP por ello percibía unos 15 millones de pesos por año.

En ese mismo año, cuando la Cooperativa  sufre una crisis institucional que obligó al Ersep (Ente Regulador Provincial) a que el Municipio no le permitiera agregar a la factura de energía eléctrica una tasa municipal del 9%. Ese monto de recaudación por parte de la Cooperativa le permitía brindar el servicio de alumbrado público y mantenimiento de semáforos en la ciudad de Río Tercero.

Finalmente, por ese entonces intendente Alberto Martino y su Secretario de Hacienda Marcos Ferrer resolvieron que el servicio de alumbrado público y semaforización pasara luego de 20 años a manos de la Municipalidad de Río Tercero, pero no de su alimentación eléctrica, que siguió dependiendo de la Cooperativa, como cualquier usuario de la ciudad. Hoy el servicio es normal y no sufre contratiempos.

¿LE PISARÁN LA COLA AL LÉON?. Los principales actores de ambas instituciones tendrán que dirimir –según la COSP-  una deuda cercana a los 50 millones de pesos. Esa deuda estaría conformada en su totalidad por consumo del alumbrado público, además de brindarle luz a las dependencias municipales. Como si eso fuera poco las concesiones de agua y cloacas vencidas, prorrogadas están arriba en la mesa de discusión.

 

En la figura animal y de la selva, el león es el que cuida de todos, el que debe mantener el equilibrio del ecosistema. Y aquel que le pise la cola al león, este reaccionará en beneficio de todos. La cita hace referencia al Intendente Marcos Ferrer.

 

La  enseñanza de este entramado de contratos vencidos, prorrogados y de incertidumbre en varios servicios, deja varios aprendizajes: primero que el Municipio puede ser eficiente como la Cooperativa de Obras y Serv. Públicos, más el agregado económico que por muchos años, en los balances de la COSP se desprendía el superávit en el servicio de alumbrado público y semaforización que la concesión le arrojaba por escaso mantenimiento del sistema.

En segundo término, en esta pandemia desde el Ejecutivo Municipal, se pudo recuperar la memoria, de que las cañerías de agua, los postes de alumbrado, gran parte del sistema de cloacas son de propiedad del Estado Municipal.

Y por último, y lo más importante que la potestad de negociar, imponer, brindar alternativas y cerrar acuerdos es exclusivo del intendente, siempre con la refrenda del Concejo Deliberante.

En ese sentido las fuentes municipales recuerdan que en barrio Escuela existe la necesidad del recambio del sistema de cloacas ya que está colapsado y que en el contrato con el ente cooperativista se estableció la reposición. “La Cooperativa no dice nada de eso y ellos tienen que cambiarlas, porque así lo dice el contrato”, sostiene la fuente municipal.

 

______

NINGUNA PARTE SE ANIMA A ROMPER LAS NEGOCIACIONES. NI UNO A BAJAR LA PALANCA DE ENERGÍA ELÉCTRICA DEL ALUMBRADO PÚBLICO NI EL OTRO A RETIRARSE DE LA MESA DE NEGOCIACIÓN.

_____

 

También hay que decir, que el contrato de cloacas está vencido y se deberá contener un plan de inversión millonario para contemplar la expansión urbanística de la ciudad de Río Tercero. Por ahora, la única salida para un plan de obras en el sistema de cloacas sería a través de una ayuda por parte de la Provincia y/o Nación.

MALESTAR DE LA COOPERATIVA. En ese sentido, en los últimos días el gerente de la Cooperativa Roberto Aliciardi, se muestra molesto por la reiteradas prórrogas del la concesión desde el 2018 y que su enojo se visualizó en un arregló de una cañería que transporta agua potable que cruza el río Ctalamochita y que el costo del recambio sería unos 2 millones de pesos. Además de notar, que esa situación mostraba la realidad económica en los balances cooperativistas, que ese rubro arrojará una pérdida anual de 12 millones de pesos.

En contraparte, las voces municipales detallan que los primeros informes realizados por la Universidad Nacional de Córdoba sobre los costos del servicio de agua potable por parte de la COPS estarían inflados, ese punto llevaría a una negociación más austera.

Por último, la negociación entre el Municipio y la COSP de millones de pesos por la deuda municipal de alumbrado público, las concesiones de agua y de cloacas  pondrán en claro algo básico: la Municipalidad es dueña de los servicios y por consecuencia deberá resguardar el patrimonio público y cuidar sus intereses. Además tendrá que contemplar que la Cooperativa es una empresa eficiente en sus servicios, pero no la única.

También,  una vez más recordar que el Estado Municipal fue capaz de brindar los servicios de alumbrado público y semaforización y por consecuencia ahorrarse dinero y demostrar a la sociedad que el Municipio también puede competir.

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Las cosas en su lugar

POR JUSTO DAGORRET/ Cuando surgió la noticia sobre la puesta en marcha de la planta …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *