sábado , septiembre 25 2021
Inicio / Editorial / Balneario de la ciudad y la nostalgia de los 60,70 y 80

Balneario de la ciudad y la nostalgia de los 60,70 y 80

El balneario de la ciudad, ha sido en la década de los ´60, ´70 y ´80 uno de los más emblemáticos a las orillas del río Tercero, ahora denominado Ctalamochita, y en el presente se encuentra hoy en estado poco turístico, para todo aquel que quiere pasar un día al aire libre, y bañarse en un lugar seguro.

El balneario, ha sido uno de los más exclusivos del siglo XX, hoy se desvanece con la presencia de malezas a lo largo del predio y la poca infraestructura, en todo el recorrido. En el año 1978 eramos la mitad de habitantes que en la actualidad. Era en aquellas épocas uno de los mayores centros de atracción era justamente nuestro balneario, y en el 2016/17 tiene la misma infraestructura que hace 40 años atrás.

Desde Boys Scout hasta el puente Negro,

Son casi 3.000 metros donde los visitantes pueden disfrutar de tan solo 300 metros.  El resto tiene casi nula infraestructura. El lugar denominado La Carreta es el emblema del balneario, en los últimos años, han construido un escenario donde cada domingo en le época veraniega es el lugar para los espectáculos de Río Movimiento. El resto del predio, tiene postales muy poco agradable para los lugareños ni hablar para los visitantes.

PROPUESTA

Siempre criticar es mucho más fácil que proponer. Pero, como soy nacido en esta ciudad  pretendo mostrar una alternativa para que nuestro balneario sea acorde a su nombre de la ciudad:

  • Urbanizar 100 metros por año: empezar desde el puente 50 metros a la izquierda y 50 metros a la derecha. Adoquinar, empezar una costanera con bancos, iluminarias, bicisendas y pequeñas plazas. Al cabo de cuatro años de gestión municipal, habremos tenido 400 metros de espacios urbanizados.
  • Crear dos  minianfiteatros (3 gradas de altura en forma de abanico) uno de cada lado del río. Este lugar, serviría no sólo para el día, además  serviría para darle vida a los artistas de noche y así poder dar vida a la actividad nocturna del balneario.
  • Hacer pequeños campos de deportes, como por ejemplo el que está en frente de La Carreta que hay una «improvisada cancha de voley», cancha de bochas, canchas de fútbol cinco, etc.
  • Empezar desde la calles que bajan al río (como la Perón), con cartelería e iluminaria integral al proyecto.
  • Lo demás, no tiene horizonte, donde los esfuerzos y las voluntades quieran

Esperemos que nazcan más proyectos, este un simple bosquejo no sólo es factible por su bajo presupuesto, además sigue siendo superador a los tiempos actuales donde hasta ahora lo que se hace es mantener la infraestructura .

Es cierto, que el balneario ha soportado varias contingencias, tornados, inundaciones, vandalismos, pero no es excusa para que pasen tantos años y no podamos disfrutar un día al aire libre, con buenos asadores, sanitarios, servicios de kiosko y almacén como corresponde a un turista. Sino cambiamos, habremos perdido otra oportunidad de que la ciudad sea poco atractivo en disfrutar de la vida natural.

 

Acerca de Redacción

Check Also

Un mal llamado pandemia que golpea a Río Tercero con 27 muertes

POR JUSTO DAGORRET / RÍO TERCERO / PANDEMIA DEL CORONAVIRUS / Solo en este artículo, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
El Ojo Web