viernes , octubre 23 2020
Inicio / Actualidad / Barbero: “No hijo… las Pymes no tienen crédito de nada”
Carlos Barbero, uno de los propietarios de la firma Aldo Barbero Impresiones

Barbero: “No hijo… las Pymes no tienen crédito de nada”

Carlos Barbero, es un histórico imprentero de la ciudad de Río Tercero con más de 50 años de profesión. La Pyme está instalada en calle Alberdi y ofrece a sus clientes la producción total de publicaciones en papel. Desde el diseño y autoedición hasta la entrega de ejemplares terminados y empacados.

Atrás, quedaron las imprentas donde el trabajo artesanal con barra de plomo, los clisé, para que luego llegaran las offset y en la actualidad lo digital empieza a mandar en el mercado gráfico. Se supone que lo digital, tiene algunos beneficios para los clientes pero para la industria gráfica son malos tiempos. Baja producción, una asfixiante presión fiscal y la casi nula salida de la crisis con burocráticos y caros créditos para las Pymes.

En este contexto, charlamos con Carlos Barbero, propietario de la firma gráfica: “la factura electrónica nos está haciendo un agujero. Nos terminaron de pegar un golpe en el pecho”,  comentó en el inicio de la charla. “El día a día a cambiado, la facturación de los comerciantes y empresas ha cambiado; una hoja en blanco cuesta 75 pesos y si vos querés  hacer una preimpresion cuesta 150 por mil facturas. La mitad de los clientes tiene factura electrónica  o sea no imprimimos logos en sus facturas por consecuencia una gran baja de producción. Esta fue la última medida impuesta por AFIP. Antes eliminaron los formularios continuos, luego siguieron con los rollitos y ahora la factura digital. Que nos queda a  nosotros, 100 clientes de un talonario Monotributista. Que pagan 300 pesos. O sea se recauda 30.000 por mes. Con eso le pago un sueldo bruto a un empleado. Y me queda todavía de ese empleado 18 mil pesos de cargas sociales. ¿Ese talonario me sirve?. Definitivamente no. Tengo que hacerlo, mi respuesta es si. Desapareció el trabajo grande”, comenta Barbero.

UNA REALIDAD

Cada vez, vamos más a la quiebra. Vienen 4 personas a  hacer un talonario, con esta cuestión del monotributo; médicos, comerciantes, empleados. Acá en Argentina hay más monotributistas que gente. Hoy el mundo gráfico se va al mundo digital. Te doy un ejemplo, un señor viene con un folleto de un tractor y pide 500 copias con lo digital en media hora lo tenés.  Hoy esas máquinas digitales tiran 4 mil hojas en una hora, frente dorso a 4 colores. Para no tener la gente parada nosotros agarramos todos los trabajos. Aunque en algunos casos no ganemos no tenemos la gente parada. Estamos buscando alternativas; tuvimos que salir a buscar trabajados a toda la provincia.

 

¿CREDITO PARA LAS PYMES HAY?

  • AMBITO.COM : La Subsecretaría de Financiamiento del Ministerio de Producción convocó a entidades financieras públicas y privadas para financiar por un total de $5.000 millones a pequeñas y medianas empresas.
    Los créditos, que tienen como objetivo incentivar a las pymes a financiarse en el mercado formal y crear sujetos de crédito para el sector financiero, se otorgarán a tasas de interés, que se posicionarán entre 11 y 15,5%, con bonificación del Estado, precisó el Ministerio de Producción.
    El monto total será de $ 5.000 millones y estará disponibles para proyectos de inversión productiva, ampliación de plantas, galpones, compras de bienes de capital, adquisición de insumos o pago de salarios, entre otros destinos.

Carlos Barbero cómo cientos de Pymes en Río Tercero sufren la baja actividad y a la hora de buscar créditos se mostró contundente: “¡Créditos…no hijo de Dios!. La Pyme no tiene crédito de nada. Olvidate de un crédito para las Pymes. Vas al banco y presentás la carpeta, El banco te ofrece 150 mil pesos al 24%. Imaginate que en la AFIP pagamos moratorias y pagar un crédito es imposible.

“O pagas la moratoria o el crédito.  Vivo esclavo de la AFIP.  Es una barbaridad lo que se paga.  Y te repito pudiera cobrar mi trabajo lo que corresponde estaría todo bien.  Pero no puedo trasladar al precio por que me voy a la mierda.”

 

CARGAS SOCIALES E INFLACIÓN

En este sentido Barbero aclara: “Estamos absorbidos por la AFIP, las cargas sociales no se pueden pagar. Es más, vamos de moratoria en moratoria. Entre el IVA y las cargas sociales se hace imposible estar al día. No puedo cargar a los trabajos las cargas sociales porque no haría ningún trabajo. Porque el resto de las imprentas son monotributistas o aquellos que tiene empleados, la mitad está en negro.”

“La situación es difícil. Hace poco entramos a una Licitación de la COSP, eramos varios oferentes, como creía que la ganaba compré papel. Unos miles de pesos. Justo al otro día aumentó el papel. Y gané un 20%. Gané más con la inflación de un día que el trabajo en general.  Es imprevisible el mercado argentino.”, concluyó.

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

La Villa sumó 6 nuevos caso de covid. Sigue manteniendo un amesetamiento de contagios

VILLA ASCASUBI / PANDEMIA DEL CORONAVIRUS / La Municipalidad de Villa Ascasubi informa que la localidad ha …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *