martes , diciembre 1 2020
Inicio / Editorial / Caso Buffón. Acopio, ventas al mundo, quiebra y proyectos
Foto: La Voz.

Caso Buffón. Acopio, ventas al mundo, quiebra y proyectos

PRIMER TRASPIÉ CON EL ACOPIO

En enero del 2014 la firma Buffón SA. tuvo que hacer frente a una crisis, donde sus propietarios Luis y Miguel Buffón  no pudieron cumplir en tiempo y forma con decena de productores agrarios que habían colocado cereales y oleaginosas en el acopio.
Ante la molestias de decenas de colonos que había confiado en el acopiador, la salida legal la hizo con un traspaso a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) quién se hizo cargo, del negocio de acopio de granos de la firma Buffon SA. “El acuerdo está cerrado”, señaló con satisfacción Miguel Buffon, presidente de la firma por esos tiempos.

 En aquellos tiempos Miguel Buffón trataba de acordar la cancelación de las deudas con el pago de fertilizantes. Tras pasar este mal trago, la firma redireccionó su economía a la fabricación de fertilizantes.

foto: tribunadigital.com.ar

FABRICACIONES MILITARES: UN SOCIO

En el 2014 con un gobierno nacional, que intentaba defender la industria nacional, Complex SA buscaba nuevos horizontes: «Cuando largamos hace dos años éramos optimistas, pero jamás imaginamos este desarrollo en tan poco tiempo», reconoce Miguel Buffón, socio de la empresa riotercerense que empezó en 2004 a fabricar fertilizantes para el agro marca Complex, alquilando instalaciones de la Fábrica Militar Río Tercero, decía en nota al matutino La Voz del Interior.

Por entonces, una novedad era que lo hacía mediante la primera experiencia de «complementación productiva» entre una firma privada y la estatal Fábrica Militar. Complex le alquilaba las  instalaciones a la industria estatal y compraba insumos básicos que ésta producía a metros, como ácido sulfúrico, amoníaco y nitrato de amonio. Además, la compra de servicios como electricidad y vapor.

Complex demanda de Fábrica Militar más del triple de insumos que hace dos años y si la empresa estatal tuviera mayor capacidad de producción podría venderle aún más a esta firma. «La relación de complementación con Fábrica Militar es excelente. Si teníamos alguna duda al empezar, por ser una experiencia nueva y con una empresa estatal, ya no la tenemos y estamos muy conformes», señalaba Buffón.

EL RELATO DE UN  EMPRESARIO  CON DESTINO INCIERTO
La euforia por los productos para el agro, era un boom para los hermanos Buffón. Y en cada declaración en los medios era una euforia por las ventas:

“De cada 10 litros que salen de aquí, uno a dos litros se exportan, otra cantidad igual van a las multinacionales, y los otros seis o siete litros salen con nuestra marca y se venden en el mercado local. Mandamos a Brasil, donde en los estados del sur ya nos conocen porque los cultivos y las problemáticas son similares a las de Argentina.

Los brasileños nos contaban que de cada 10 empresas argentinas, a los dos años se vuelven nueve. Llevamos seis años allá, ¡esperamos quedarnos!.

El plus de rendimiento que obtiene es importante. Si para hacer dos mil kilos de soja, el productor invirtió el equivalente a 1.500 kilos, subir 200 kilos el rinde por sobre los 500 que le quedan de ganancia es una rentabilidad apreciable.”

 

POR AQUELLOS TIEMPOS (2014) LA PRODUCCIÓN ERA DE 7 MILLONES DE LITROS DE FERTILIZANTES.

COMPLEX LOS VENDÍA  A UN DÓLAR Y MEDIO MAS IMPUESTOS POR LITRO. EL COSTO ERA UNA TERCERA PARTE. EN CONSECUENCIA LA GANANCIA ERA 7 MILLONES DE DÓLARES AL AÑO

UNA EMPRESA LOCAL AL MUNDO

Cómo si se tratara de una multinacional, la empresa empezó a vender sus productos fabricados en Río Tercero en el 2011,  a países como Chile, Brasil, donde era su segundo “pool” de negocios. En el estado de Rondonopolis, Matto Grosso, Brasil la firma abastecía a gran parte del territorio brasilero.

Desde allí, se hacían transacciones comerciales, a países como Chile, Uruguay, Brasil, Costa Rica, Panamá, Colombia, Bélice, Bolivia, Guatemala y España.

Fuentes extraoficialmente, marcaban que era común los depósitos y transacciones vía Panamá y Bélice por montos millonarios. Y se sabe que esos lugares, en su mayoría están destinados a paraísos fiscales.

QUIEBRA DE COMPLEX

A partir de julio la empresa Buffón SA se mandó a quiebra a pedido de un banco, dejando más de 20 empleados en la calle. El expediente es tramitado por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de Tercera Nominación de Río Tercero, que ya posee la llave de la fábrica y en los próximos días nombrará un administrador de la quiebra. Trascendió que por licencia del titular del Juzgado, la causa recaería en la jueza Romina Sánchez Torassa.

El gremio reclama deudas en salarios y en aportes patronales.

Con este panorama, desde el gremio de los Químicos esperan que la Justicia, nombré un administrador del proceso de la quiebra. De parte de los empleados, aducen que hay un importante capital económico para hacer frente al proceso judicial: como ocho autos, un galpón en la localidad de Los Cóndores, una propiedad de 160 metros cuadrados, ubicada en la ciudad de Río Tercero.

EN EL AÑO 2012, EL SINDICATO DE QUÍMICOS A NIVEL NACIONAL COMPRÓ EL COMPLEJO LA COSTA, EN VILLA DEL DIQUE DE PROPIEDAD DE LOS HERMANOS BUFFÓN POR MÁS DE 25 MILLONES DE PESOS.

Los hermanos Luis y Miguel Buffón, propietarios de la firma Complex SA

 

 BUFFÓN CON NUEVOS HORIZONTES

Las versiones de que Miguel Buffón, estaría en el proyecto y la construcción de una planta como de fertilizantes, antes del peaje a Tancacha, es confirmada por gente allegada al proyecto. Desde la municipalidad de Tancacha, se espera la creación de 16 puestos de trabajo y dicha  firma estará enclavada en un predio de 10 has con hangares para aviones, señala la fuente.

La inversión de la fábrica de fertlizantes  costaría más de 20 millones de pesos y llevaría el nombre de Nutrientes Vegetales SA.  y el socio mayoritario sería el empresario Mario Acosta.

 

PUBLICIDAD

 

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Educar es salvar vidas

POR JUSTO DAGORRET / Cuando escuchaba al Presidente Alberto Fernández hablar sobre la situación epidemiológica …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *