martes , marzo 9 2021
Inicio / Actualidad / Con más de 400 venezolanos instalados, la ola migratoria llegó a Río Tercero

Con más de 400 venezolanos instalados, la ola migratoria llegó a Río Tercero

RÍO TERCERO/ VENEZOLANOS LA MAYOR COMUNIDAD EXTRANJERA DE LA CIUDAD/ En un informe del OJOWEB, se pudo corroborar que más de 400 venezolanos viven en Río Tercero/ Más de 300 ya consiguieron trabajo/ La comunidad extranjera es muy requerida por comerciantes y empresarios por su educación, predisposición laboral y calidez humana.

 “Aquí encontré libertad, poder comprar comida todos los días y que mi familia tenga medicamentos para la salud. Extrañamos y mucho pero la familia y los hijos tienen la prioridad”, es el fiel reflejo del pensamiento de una pareja de Venezuela que se instaló en la ciudad.

Alida Maritza López (45), llegó hace 18 años a Río Tercero en busca de una oportunidad. En la actualidad es comerciante de la ciudad dedicada a la venta de ropa para mujeres. Sobre la llegada de sus hermanos patriotas expresa: «Vienen a pedirme recomendaciones comerciantes y empresarios de mis hermanos venezolanos. Lo que te puedo decir que un 80% de ellos trabajan.  Sin calidad de discriminar, mucho de los empleos lo empiezan a ocupar chicos venezolanos, es clara la consigna laboral: calidad, predisposición y voluntad».

«Me vino a ver un empresario con orgullo y enojo por nuestra misma gente, dice que el argentino no tiene el mismo entusiamo y las mismas ganas, el venezolano es muy respetuoso de la disciplina del trabajo», cuenta la comerciante y una de las referentes en la ciudad en la llegada de inmigrantes de Venezuela.

“Son cálidos y respetuoso”

Alejando Massitti  (ITC) responsable del área comercial de ITC Comunicaciones cuenta la visión sobre un trabajador de Venezuela: “Con nosotros trabaja una mujer de origen venezolano. Lo primero que tengo para decir que son cálidos y respetuosos”.

Están muy bien educados y con valores morales. La mujer que trabaja con nosotros es universitaria con perfil en recursos humanos. Se adaptó perfectamente al departamento de cobranzas y ayuda en las otras áreas. El marido es ingeniero civil y trabaja en una metal mecánica, cuenta Massitti.

En tanto, el gerente comercial de ITC expresa: “allá en Venezuela dejaron todo: auto y casa. Primero pasaron por Bolivia y finalmente se radicaron en Río Tercero. Ellos poseen mucha calidad humana. Son flexibles en el trabajo y siempre predispuestos».

 

Venezolanos en la Argentina. Las radicaciones de venezolanos en Argentina se quintuplicaron en los últimos dos años. Entre 2016 y 2018 superaron las 114.000. Por primera vez, desplazaron a los paraguayos del primer lugar entre los extranjeros que vienen a vivir al país.

 

Río Tercero abre sus manos

Encontrar en la ciudad de Río Tercero un hombre o mujer venezolano es cosa cotidiana. Es muy común ir a una confitería, que te sirvan un café o que un ingeniero civil te despache en una compra de un manojo de alambres o que una oficinista te atienda, o en una verdulería un personal con tono amable te brinde su atención. “Si algo tiene esta Nación es que la república se ha construido con el esfuerzo del inmigrante”, cuenta Gustavo.

La comunidad de Río Tercero alberga unos 400 venezolanos, de los cuales un 80% trabaja.

Gustavo, un venezolano aclara sobre el panorama en la ciudad: “hemos hablado con la Cruz Roja Filial Río Tercero para que ellos puedan realizar un censo. Para el venezolano hay desconfianza y es lógico, allá estas mediciones se hacen para despojarte de algo. El último realizado por el Gobierno de Maduro es para las viviendas». 

«Quienes hemos sufrido en carne propia el totalitarismo, seguimos mentalmente prisioneros. Es difícil sacarse la etiqueta de víctima. En Córdoba particularmente, tienen mucho arraigo y mucha apertura de que lo que pueda venir desde afuera», explica Gustavo en tono reflexivo.

 

 

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

El Papa se despidió de Irak

INTERNACIONAL / RELIGIÓN /  Francisco dejó este domingo este país tras tres días de visita, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *