viernes , enero 15 2021
Inicio / Actualidad / Coqui Prieto y una mirada comprometida con la discapacidad (Parte I)

Coqui Prieto y una mirada comprometida con la discapacidad (Parte I)

RÍO TERCERO/ COQUI PRIETO/ INTEGRANTE DEL EQUIPO DE MARÍA LUISA LUCONI (UCR)/ LA MIRADA DE UNA DOCENTE SOBRE DISCAPACIDAD/ María Verónica Coqui Prieto (51), de profesión psicopedagoga es parte del equipo de la precandidata por la UCR María Luisa Luconi, docente de la escuela Rosa Gómez Mellina, que es un anexo de la escuela de Embalse, que se dedica a la atención y educación de chicos con discapacidades auditivas y visuales.

 

Coqui Prieto: «Y con todo este cambio de la inclusión que se hizo en el paradigma de la discapacidad, se cambia el enfoque sobre la discapacidad de la limitación de lo orgánico, de lo físico que tiene la persona y se pasa al nivel que la sociedad es la que tiene cierta discapacidad. Esto cambió el concepto social de la discapacidad, necesariamente nos pone a todos no ver y no atender las necesidades de los que poseen discapacidades.»

 

En una charla con  el OJOWEB, Prieto nos cuenta su visión en materia de discapacidad, su mirada del Estado a la minoría. Desde la redacción se resolvió que la entrevista de Coqui Prieto se realizará en dos parte; la primera la docente plantea las características de la discapacidad con ejemplos cotidianos. La segunda parte brindaremos la mirada política del tema, en ambos casos consideramos la publicación como material didáctico de mucho valor académico.

  • ¿Cómo se debería decir personas con capacidades diferentes? Por ejemplo se debería llamar a un niño con síndrome de Down, primero porque es un niño, que tiene una discapacidad en lo motriz, en lo sensorial. Con ese síndrome uno se hace particular en la vida, vas a necesitar a aprender y a transitar y después lo ideal por lo que uno pelea es que la sociedad mire cuál es tu necesidad.

No hay manera de establecer la igualdad sino se empieza por las diferencias, es lo esencial que nos hace iguales a todos que somos personas.

  • En Río Tercero, instituciones como APADIM o APADUH han logrado integrar y que se hable del tema de discapacidad, sobre la inclusión. No tengo esa sensación de inclusión, cuando María Luisa (Luconi) me honra a ser parte de su equipo, una de las cosas que me encanta de ella es que se visualice a las personas. Obviamente que se ha hecho un cambio enorme pero aún en Río Tercero. Pero la pelea ideológica es los de APAHUD y de APADIM, están como institucionalizados, si hay un evento tenemos por ejemplo que desfilar, en un silencio.

Eso nos involucra que nosotros sepamos que es la necesidad, que nos hace ser más inclusiv, de tener instituciones que esperen a personas que tengan discapacidades. Porque en definitiva todos somos potencialmente discapacitados.

  • ¿Usted se imagina que las instituciones sean más amplias? Absolutamente, que la discapacidad este visualizada.
  • Vamos aprendiendo de a poco sobre las necesidades de la gente con discapacidad. Debemos crear políticas de Estado inclusivas, que se entienda que nosotros somos los limitados para ofrecer a los discapacitados su pleno desempeño de las potencialidades, te doy un ejemplo de lo más cercano de un sordo y ciego. El ciego tiene la capacidad intelectual que lo único para comunicarse es el sistema Braille, para el sordo la comunicación es con señas.

Un sordo podría hacer todos sus trámites en cualquier lugar, pero no hay un intérprete de señas. Es el discapacitado el que tiene que esforzarse, el que tiene que llevar un cartel.

  • Existe alguna dependencia municipal, provincial o nacional, con lenguajes inclusivos. Tengo entendido que no, hay toda una cuestión con los intérpretes, porque tiene que ser con títulos nacionales y eso no hay, como no hay espacios la gente no le interesa estudiarlos.

Nosotros como Estado tenemos la obligación y la importancia de proyectar, de prevenir con los APS con el control del niño sano. Somos una ciudad industrial que lleva a tener un alto índice de discapacidad y luego activar un sistema de redes para acompañar esas familias con gente con discapacidad. Y finalmente las instituciones debemos acompañar, nosotros trabajamos con niños pensando que cuando sean adultos, qué autonomía se va a lograr.

  • La importancia de que cuando lleguen a adultos sean autónomos en sus vidas. Absolutamente, ahí  es donde te digo que las cosas no están como deberían estar. Por ejemplo, los discapacitados hacen un esfuerzo y se independizan. Ellos crecen cronológicamente por edad, pero emocionalmente quedan como niños, nos tenemos que ubicar que tienen 17, 18 años, y uno los trata como niños.

Ellos también tienen derecho de andar por donde quieran, por ejemplo ellos van al boliche al mediodía, y qué chico de 18 años va al boliche en ese horario, agradezco esa experiencia pero porqué siempre con los discapacitados.

Chicos de jardín, con los de APAHUD de 21 años todos ahí. Ellos tienen distintos intereses, aunque sean discapacitados.

  • No hay estructuras en la ciudad para que se muevan los discapacitados. El edificio no tiene ramplas para discapacitados. Cuando Brower era intendente hicimos una experiencia de ponerse en el lugar del otro, con discapacidades motrices, con ciegos y sordos. Para vivir como ciego, nos tapábamos los ojos, a un sordo frente a un televisor sin volumen y cuando llegó el turno de la discapacidad de ciclomotricidad, Brower en una silla quiso subir por el ascensor y no pudo, se largó a llorar.

Poner carteles es algo, pero aquella persona que no puede ir al municipio a pagar los impuestos se queda en su casa aislada. La sociedad no está mirando las necesidades que se requieren para que se puedan desarrollar. 

  • Una pregunta sobre este tema, me imagino que una persona con mucho peso no puede viajar en un colectivo ya que los asientos son pequeños para su cuerpo ¿un obeso es un discapacitado? Si, es más por ley salió hace seis años que es una enfermedad, la normativa dice que haya prevención como política de estado, porqué después al Estado le significa más recursos, y tenemos a las personas limitadas en el caso de la obesidad.
  • La mirada del Estado tiene mucho por hacer entonces. Cuando el discapacitado llega a los 18 años, no está la concientización social, ni las políticas laborales para que tengan la posibilidad de desarrollarse en un trabajo y autoabastecerse.

Hay un desconocimiento, que lleva al miedo a no involucrarse, la discapacidad se conoce cuando te atraviesa a vos, pasa lo mismo que con la drogadicción son los mismos espacios vulnerables de la sociedad.

  • ¿Los discapacitados tienen los planes PPP? Si, lo tenemos por la escuela y no es fácil, las fábricas y/o empresas no tienen la disposición para jóvenes con discapacidad. Nosotros lo logramos porque garantizamos la presencia nuestra, seguimos acompañando como si estuviéramos en el secundario, porque sabemos que soltarlo de un secundario es duro y los papás no quieren que terminen esa etapa porque se les termina ese marco de contención. Algunos chicos empezaron con pasantías, al poder tener la experiencia por ejemplo en una panadería, los dejaron entrar y ahora tienen trabajo. Hay otra experiencia en Stadium , y responden muy bien.
  • ¿El discapacitado qué características tiene? Son muy observadores, por ejemplo el sordo potencia su visión al 100×100 ciento, mira, mira y mira. Porque imaginate lo que a vos no te entra por la audición uno no tiene idea que existe.

Al sordo se lo tildan de violento, porque la palabra corta el acto. Cuando uno dialoga permite el entendimiento, cuando no hay diálogo no está el entendimiento. Es muy común cuando que ellos quieran algo dulce y uno les trae algo salado y manifestarse, pero es por la falta de entendimiento o que los chicos aprendan el lenguaje a señas.

El sordo, es muy gracioso, te identifica todos los defectos: por ejemplo si vos sos ojudo o con mucha frente te resaltan para el apodo. Podés estar divina, pero te calan a la legua lo que estás sintiendo y no lo que decís.

En general todos los discapacitados captan lo que sentís y no lo que decís. Si ellos sienten rechazo y uno le dice: “que divino”, ni te van a mirar o te rechazan. Si se fueron y no te dieron un beso, seguro que porque no es verdad lo que estás diciendo.

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Lammens y Gill llegaron con buenas noticias para Embalse, Santa Rosa y La Cumbrecita

CALAMUCHITA / TURISMO / El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, en su segundo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *