viernes , agosto 12 2022
Inicio / Actualidad / Crisis Argentina: La economía en Argentina, sin Ministro de Economía y peleas entre Alberto y Cris

Crisis Argentina: La economía en Argentina, sin Ministro de Economía y peleas entre Alberto y Cris

___

 

ARGENTINA / CRISIS / El ex Ministro de Economía Martín Guzmán p ublicó en sus redes sociales la carta de renuncia que le envió al presidente Alberto Fernández. Martín Guzmán presentó este sábado su renuncia al cargo de ministro de Economía de la Nación. Lo informó con una publicación en sus redes sociales donde adjuntó la carta de renuncia que el envió a Alberto Fernández. 

«Quiero agradecerle profundamente por confiar en mí», escribió el ahora ex ministro, al mismo tiempo que repasó la crisis en la que se encontraba el país cuando Fernández asumió la presidencia. Con el paso de las horas, también se confirmó la renuncia de los secretarios y el resto del equipo de Guzmán del ministerio.

Jaqueado por la tensión política y en los mercados, el ministro presentó su renuncia. El saliente funcionario envió una misiva a Fernández al mismo tiempo que la vice cuestionaba su estrategia.

 

PUBLICIDAD

 

El presidenteAlberto Fernández comunicó este sábado por la noche a sus colaboradores más cercanos que este domingo definirá el reemplazante de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía nacional. Jaqueado por una alta tensión política y en los mercados, el titular del Palacio de Hacienda dimitió este sábado por la tarde mediante una carta dirigida al jefe del Estado. Eligió la red social de Twitter para confirmar lo que parecía un secreto a voces y lo hizo mientras Cristina realizaba un acto en Ensenada.

En la Quinta de Olivos deslizaron que la decisión del primer mandatario es la de mantener el programa económico vigente, que incluye el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque otro de los rumores que sobrevoló la tarde del sábado fue el alejamiento de Sergio Chodos, un hombre clave en la renegociación con el FMI puesto que es el director del Cono Sur en el organismo y ostenta una estrecha relación con el funcionario saliente.

 

Ni bien estalló la bomba con la renuncia de Guzmán, la danza de nombres para el Palacio de Hacienda sumó a los economistas Emmanuel Alvarez Agis, Marco Lavagna y Augusto Costa y a dos funcionarias: Silvina Batakis y Cecilia Todesca. Incluso giró Sergio Massa (titular de la Cámara de Diputados) como posibilidad. Y las versiones oficialistas no desestimaron la chance de que los cambios en el gabinete vayan más allá de la cartera de Economía.

En ese sentido, estimaron que el líder del Frente Renovador podría tomar la posta en la jefatura de Gabinete de ministros que hasta ahora ocupa el tucumano Juan Manzur y no la cartera económica que acaba de eyectar a un hombre de extrema confianza de Joseph Stiglitz, halagado muchas veces por la propia Cristina Fernández. Claro que en la danza de nombres hubo muchos candidatos que se lanzaron a la pesca y uno de ellos es Carlos Melconián, quien mantuvo una reunión por un lapso prolongado con la ex presidenta.

La carta

“Con la profunda convicción y la confianza en mi visión sobre cuál es el camino que debe seguir la Argentina, seguiré trabajando y actuando por una Patria más justa, libre y soberana”, expresó Guzmán en el tuit en el que acompañó su misiva al mandatario.

“En la economía siempre hay disyuntivas. Esas disyuntivas se acentúan cuando hay instrumentos de menor calidad”, sostuvo el ahora ex ministro al resaltar el esfuerzo realizado para sostener la economía en un marco asfixiante de deuda y de pandemia.

En la misiva a Fernández, Guzmán agradeció la confianza y la oportunidad en el cargo: “Al asumir el gobierno, la Argentina se encontraba sumida en una profunda crisis económica, social y de deuda, y a ello se le agregó primero una pandemia global y luego la actual guerra en Ucrania, que fueron profundamente disruptivas del funcionamiento del sistema económico internacional”.

“Ya en 2022, se llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario para poder refinanciar la deuda con el organismo tomada en 2018-2019. El acuerdo también tuvo características absolutamente excepcionales a la luz de la historia entre nuestra República y aquel organismo históricamente dominado por el poderoso establishment financiero internacional”, continuó.

 

 

 

Al respecto, destacó: “Por la nueva legislación que el propio gobierno había propuesto, por primera vez en la historia un acuerdo con el FMI tuvo que ser sometido a la consideración del Congreso de la Nación para su aprobación, que finalmente ocurrió con 80 por ciento de votos afirmativos. Más allá de las incertidumbres que generaron las divisiones en el Parlamento, ese proceso constituyó un paso histórico hacia adelante para la República”.

Timing

Tras muchos meses de desgaste por la interna política que atraviesa el gobierno nacional, Guzmán eligió irse justo cuando hablaba la vicepresidenta Cristina Kirchner en Ensenada, donde renovó sus críticas al rumbo económico. De inmediato, también dimitió el secretario de Hacienda, Raúl Rigo.

Se espera que el resto de los funcionarios del Palacio de Hacienda también renuncien. En ese marco, ya elevaron su dimisión el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos; el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, y el subsecretario de Relaciones Institucionales, Rodrígo Ruete.

Asimismo, las negociaciones para cerrar un acuerdo de reestructuración de la deuda por 2.400 millones de dólares que el país mantiene con el Club de París quedaron a la espera de la designación del nuevo titular del Palacio de Hacienda. Guzmán tenía previsto viajar mañana a Francia.

Escenario

En las últimas semanas la presión sobre Guzmán se había intensificado tanto de parte de los mercados como del ala kirchnerista del gobierno. La vicepresidenta denunció en un duro discurso un “festival de importaciones”, al que Economía y el Banco Central reaccionaron el lunes pasado instaurando una suerte de supercepo a las importaciones que exacerbó las presiones sobre el dólar y llevó al riesgo país por encima los 2.400 puntos básicos, un nivel casi de default.

Con el supercepo la cartera económica logró que el Banco Central se haga de más de 1.000 millones de dólares en pocas jornadas y dio por cumplidas las metas del segundo trimestre del acuerdo con el FMI.

Pero la sostenibilidad de la política económica y del propio Guzmán, sin embargo, estaba siendo cada vez más comprometida.  Además, ya había tenido problemas serios para sostener el financiamiento del programa económico a través de la colocación de bonos en pesos ajustables por inflación.

La evidencia de que el conflicto entre el presidente —su sostén político— y la vice —su principal cuestionadora— no dio ningún signo de tregua. En las últimas semanas, además, Cristina mantuvo reuniones con economistas de corte más ortodoxo, como el ex presidente del Banco Central Martín Redrado y el titular del Ieral, Carlos Melconian, severos críticos de Guzmán y, más en general, de la gestión de Fernández.

Además, a principios de junio, la eyección del gabinete de Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) había dejado a Guzmán sin su principal aliado en el gabinete y en el cada vez más inestable vereda albertista.

 

 

 

 

Acerca de Redacción

Check Also

No descartan la hipótesis intencional en la muerte de 10 bebés en el Hospital Neonatal

___   CÓRDOBA / El fiscal Raúl Garzón lleva adelante la investigación y descartó la …

El Ojo Web
error: Contenido protegido