domingo , octubre 2 2022
Inicio / Deportes / De la tenista manoseada por su padre a la confesión de Pam Shriver: los límites que no se deben cruzar

De la tenista manoseada por su padre a la confesión de Pam Shriver: los límites que no se deben cruzar

___

TENIS / DEPORTES / Las imágenes de la checa Sara Bejlek con su padre y su coach provocaron un expansivo impacto. Fue justamente una exícono del tenis de los 80 quien tiempo atrás alertó, con base en la historia que vivió con su entrenador 33 años mayor, sobre el daño de las relaciones confusas.

Las imágenes de la tenista checa de 16 años Sara Bejlek siendo manoseada por su padre y por su entrenador en el US Open dejaron boquiabierto al mundo. Un padre que le da palmadas reiteradas a su hija en la cola y luego le da un beso en la boca en supuesto modo de celebración por un logro deportivo, a lo que luego se le suman más palmadas en las nalgas de la joven por parte de su entrenador, no debe ser una imagen que se preste a confusión: en la Argentina, en la República Checa, en los Estados Unidos o en cualquier otra parte y contexto del mundo, no debe ocurrir.

PUBLICIDAD

 

 

Pam Shriver, la estrella de los 80 que se animó a hablar: “Tuve una relación inapropiada con mi entrenador de 50 años a los 17″

El caso de Sara Bejlek puso en la superficie lo que nunca debería correrse de allí: el abuso, en la forma que sea, de un adulto sobre un menor. Sobre esto habló hace un tiempo Pam Shriver, una de las tenistas norteamericanas ícono de los 80, ganadora de 21 títulos de Grand Slam en dobles con otra leyenda, la checa Martina Navratilova.

Fue el 18 de julio de 2015 cuando Shriver contó durante una conferencia de prensa en la que presentó a los miembros de 2015 del Salón de la Fama del Tenis Internacional en Newport, Rhode Island, que ella tuvo una relación “inapropiada y dañina” con su entrenador mucho mayor que comenzó cuando ella tenía 17 años y él 50.

Siete años después, en abril de 2022, el diaro The Telegraph publicó un texto del relato de la propia Shriver sobre aquella experiencia de la relación que mantuvo con el entrenador Don Candy (a quien conoció cuando tenía nueve años durante una clínica en Baltimore y quien murió en 2020), que duró algo más de cinco años.

 

Pam Shriver

 

Así comienza la confesión de Pam Shriver sobre la relación que mantuvo con su entrenador mucho mayor

“Cuando la pandemia redujo mi horario de trabajo el año pasado, me di cuenta de que no podía posponerlo más. Finalmente encontré el coraje para visitar a un terapeuta y abordar mis experiencias como joven tenista. Ahora, otro año después, he decidido compartir mi historia públicamente”.

Shriver, recordada por muchos argentinos por ser la tenista a la que Gabriela Sabatini venció en la final del Masters femenino de 1988 por 7-5, 6-3, 6-2, reconoció en aquel texto: “Todavía tengo sentimientos encontrados sobre Don. Sí, él y yo nos involucramos en una aventura larga e inapropiada. Sí, estaba engañando a su esposa. Pero había mucho en él que era honesto y auténtico. Y yo lo amaba. Aun así, él era el adulto aquí. Debería haber sido el adulto de confianza”.

 

La extenista, quien llegó a ser N°3 del mundo, se ocupó de aclarar: “Don nunca abusó sexualmente de mí, pero diría que hubo abuso emocional. Sentí tantas emociones horribles y me sentí muy sola”, dijo y agregó que aquella relación perjudicó su carrera profesional tanto como la capacidad de construir relaciones normales en su vida.

n el citado artículo, Shriver apuntó que su principal motivación es “que la gente sepa que esto todavía continúa, mucho. Creo que las relaciones de entrenador abusivas son alarmantemente comunes en el deporte en general. Sin embargo, mi experiencia particular es en el tenis, donde he sido testigo de docenas de casos en mis cuatro décadas como jugador y comentarista”.

“Cada vez que escucho acerca de un jugador que está saliendo con su entrenador, o veo a un fisio masculino trabajando en el cuerpo de una mujer en el gimnasio, me suenan las alarmas”, añadió y explicó que había decidido revelar su historia porque así tal podía “ayudar a jugadores y jugadoras más jóvenes a comprender que sus entrenadores no deben cruzar los límites”.

 

 

La reacción de la WTA a la confesión de Pam Shriver

Steve Simon, CEO y director de la WTA, expresó entonces en declaraciones a The Tennis Podcast que tenía pensado implementar programas de formación para entrenadores y resto de integrantes de los equipos de trabajo de las tenistas. “En función de lo que se les ofrezca habrá diferentes formas de educación para implementar. La idea es que sean conscientes de los problemas y las preocupaciones en este ámbito antes de que puedan suceder los hechos. Esperamos tener el programa listo para principios de 2023″, dijo el dirigente el pasado 21 de abril.

En un comunicado, además, la WTA indicó que “la salvaguarda requiere vigilancia, y continuamos invirtiendo en educación, capacitación y recursos para mejorar nuestros esfuerzos”.

“El punto debe quedar muy claro: este tipo de relaciones no son apropiadas”, dice el texto de Pam Shriver en su último párrafo. Y no, no lo son ni deben serlo en la Argentina, en la República Checa o en cualquier otra parte y contexto del mundo.

 

 

 

 

 

Acerca de Redacción

Check Also

Pedro Bossa con el PRO y la propuesta para el 2023

___ RÍO TERCERO / POLÍTICA / El actual Tribuno de Cuentas, Pedro Bossa y referente …

El Ojo Web
error: Contenido protegido