domingo , mayo 16 2021
Inicio / Editorial / El lado oscuro de la protestas

El lado oscuro de la protestas

A tan sólo 20 días de la movilización de vecinos autoconvocados por el aumento de la energía en las boletas de la Cooperativa, la situación sólo ha cambiado en un sentido: las tarifas por imposición del Ente Regulados de la Provincia se retrotrajeron  a noviembre del 2017.

Las sucesivas manifestaciones han sido cubiertas por los medios de comunicación de la ciudad y en parte por la ciudad de Córdoba, logrando el reclamo la masividad del caso.

REDES SOCIALES SIN CONTROL

Cómo si fuera un calco, de lo que ocurre en momentos difíciles para instituciones, aparecen en escenas el lado oscuro, el anonimato de las protestas. Teniendo un común denominador: golpes bajos con la viralización de noticias falsas.

He transcurrido durante décadas en medios de comunicación, y siempre consideré que mostrar la realidad, opinar es a través de medios convencionales, por sólo el verdadero hecho; se sabe quién escribe, quién opina. Mostrar otra postura o una critica es uno de trabajos del periodismo.

En definitiva, el contrapeso de las instituciones y políticos le cabe a la prensa, o algo así debe o debería. La defensa de los medios digitales, en especial los portales deben ser igual a los medios como el papel, la radio y/tv, con una editorial que avale los principios de la prensa: informar, educar, opinar y defender a sus seguidores. Los seguidores (mercado) son el sustento de estos medios y así debe ser.

La mayoría de las redes sociales, como facebook, whashap, instagram, twiter son herramientas que permiten en el anonimato la viralización de noticias falsas, videos acusatorios, fotos intimidatorias, audios incriminatorios, etc.

En el caso de las movilizaciones populares, trajó el mal de estos tiempos: el anonimato virtual.

Un anonimato, que permite acusar, señalar, armar campañas virales sin poder sin identificados. La justicia debería de oficio parar esta locura de la protesta anónima.

En definitiva, las protestas “in situ”, son valederas y se hacen sentir. Las virtuales sólo permiten desde la oscuridad mostrar el lado oscuro de las protestas.

Cómo se dice un amigo en el café, en referencia a los ataques cibernéticos: hoy me toca a mí, mañana puede ser a ti. Todo pasa, pero las manchas mediáticas virtuales hacen daño. Es mejor una denuncia formal que una ridiculización por redes sociales, en forma anónima.

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Educar es salvar vidas

POR JUSTO DAGORRET / Cuando escuchaba al Presidente Alberto Fernández hablar sobre la situación epidemiológica …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
El Ojo Web