viernes , octubre 30 2020
Inicio / Actualidad / Hoteles de Embalse otra vez relegados para inversión.

Hoteles de Embalse otra vez relegados para inversión.

El PAMI refaccionará parte del complejo de Chapadmalal con una obra por $ 48 millones.

Es uno de los hoteles estatales y se destinará al turismo para jubilados; se presentó una empresa, pero fue rechazada. Una vez más los hoteles de Embalse no recibirán la mejora edilicia que durante más de 15 años la esperan. La unidad turística Embalse recibe solo alguno de miles de turismo social, y algunos de los hoteles están a la desidia de los gobiernos de turno.

En los hoteles de Embalse trabajan alrededor de 1.000 personas procurando mantener su trabajo: 350 que se dividen entre mozos, mucamas y encargados de mantenimiento; 150 administrativos; y casi otras 500 que se benefician de manera indirecta con la actividad de los hoteles. A principios del 2016 exitía una intención del Ejecutivo nacional de avanzar en un cierre.

Mardel si Embalse no

PAMI remodelará parte del complejo Chapadmalal, la unidad turística que depende del Gobierno y que está a 23 kilómetros de Mar del Plata. Para realizar la refacción, la obra social de los jubilados lanzó una licitación por $ 48 millones para acondicionar uno de los pabellones, con el objetivo de realizar actividades con los afiliados. El proceso de contratación de la obra se complejizó, ya que se presentó una sola empresa oferente, con un presupuesto mucho más elevado.

Las obras se realizarán en una de las unidades hoteleras que están al lado de la quinta presidencial destinada al veraneo de los mandatarios, donde tuvo lugar el «retiro» del gabinete de Mauricio Macri. El complejo Chapadmalal está bajo la órbita del Ministerio de Turismo. Con las instalaciones en un alto grado de deterioro, esa cartera dará en comodato el hotel N° 4 al PAMI para que financie los arreglos. Según informaron fuentes oficiales a LA NACION, el objetivo es acondicionar el lugar para destinarlo al turismo social con jubilados.

La licitación

Si bien el convenio con Turismo aún no se firmó, el PAMI comenzó el proceso de contratación para realizar la obra. A mediados de diciembre, en el Boletín Oficial se publicó la licitación pública 091/2016, que convocó a empresas para la «reestructuración, remodelación y reacondicionamiento edilicio de las instalaciones del hotel 4 de la Unidad Turística Chapadmalal».

La obra se tramita en momentos en los que los números del PAMI están bajo la lupa pública, luego de que se conociera que el organismo revisará los criterios con los cuales otorga el subsidio social para medicamentos. De los 1,6 millones de beneficiarios que hoy reciben remedios gratis, unos 300.000 casos podrían ser revisados, ya que se trata de personas que, por su situación económica, no deberían ser subsidiadas. En el PAMI aclararon que «no se trata de un recorte en medicamentos», sino de un control sobre el destino del dinero público.

De todos modos, la contratación generó algunas dificultades. A la licitación se presentó una única empresa oferente, la Constructora Premart SRL, que ofreció hacer el trabajo por $ 57.332.332, un 20% mayor al presupuesto original. Según pudo conocer este medio, dentro de la obra social de los jubilados, algunos cuestionaron la posibilidad de adjudicar la obra a esta empresa, que ofrecía un monto superior al estipulado sin una compulsa de precios que garantice el menor costo.

Luego de la consulta de LA NACION sobre posibles irregularidades, fuentes oficiales del PAMI aclararon que «la comisión evaluadora decidió declarar fracasada la licitación debido a que la empresa no tenía capacidad técnica para afrontar la obra». Se espera que esa decisión sea publicada en las próximas obras en el Boletín Oficial, por lo que se abriría un nuevo concurso.

Un lugar deteriorado

Las unidades hoteleras del complejo Chapadmalal están en un alto grado de abandono. Contiguo a la quinta presidencial veraniega que tiene muelle, pileta, canchas de tenis y helipuerto, los complejos destinados al turismo social sufren décadas de desinversión. En los últimos años, los gastos para sostener toda la infraestructura no superaron el millón de pesos anuales. Cuando llegó a la gestión, Cambiemos hizo un inventario del lugar para decidir qué hacer con las instalaciones.

Los hoteles estatales de Chapadmalal fueron construidos para las vacaciones de niños, jubilados y sectores de la población económicamente débiles. Un informe de la AGN de 2010 había registrado varias fallas en el complejo Chapadmalal. Entre otras: «hoteles 1 y 2 sin baños para discapacitados», «inexistencia de ascensores», «hotel N° 6 cerrado» y «con el 60% de las habitaciones completamente deterioradas», «hotel N° 7 sin calefacción», «hotel N° 8 ocupado por Prefectura Naval sin encontrarse formalizada esta relación».

Ahora, el Ministerio de Turismo decidió dar en comodato el hotel N° 4 al PAMI para que sea ese organismo el que se encargue de las refacciones. En la obra social de los jubilados informaron que «se repararán todas las áreas que están en mal estado sin tocar la fachada por ser un edificio patrimoniado». Además «se incorporan ascensores camilleros, se renovará la instalación eléctrica y el sistema de generación de agua caliente, se refaccionarán los baños». Las tareas también contemplan reacondicionar un teatro y un bowling, que estaban abandonados en el complejo.

«El hotel tendrá 376 camas y podrá recibir afiliados durante todo el año, incluso en temporada alta», agregaron en el PAMI.

Obras en el Hotel Estatal

Los hoteles estatales de Chapadmalal dependen del Ministerio de Turismo. Esa cartera dará en comodato un pabellón al PAMI para que financie la refacción.

La obra fue presupuestada en $ 48 millones. Se presentó una sola empresa a licitación por un monto superior, pero luego fue rechazada.

El propósito es destinar el hotel N° 4 al turismo de los jubilados durante todo el año.

<

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

La otra pandemia: basurales a cielo abierto

RÍO TERCERO / BASURALES A CIELO ABIERTO / En un recorrido del Ojo Web por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *