lunes , junio 27 2022
Inicio / Nota de Opinión / NOTA DE OPINIÓN: INEPTITUD EN LA EJECUCIÓN DE OBRAS Y POLÍTICAS PÚBLICAS: EL CASO CASTAGNINO.

NOTA DE OPINIÓN: INEPTITUD EN LA EJECUCIÓN DE OBRAS Y POLÍTICAS PÚBLICAS: EL CASO CASTAGNINO.

___

NOTA DE OPINIÓN / POR JOAQUÍN ESCRIBANO / 

El estado se nos presenta a nuestros ojos como un apaciguador de las diversas situaciones-problemas que son propios de cualquier sociedad estructurada. En ese sentido, el análisis de obras y políticas públicas en cuanto a ejecución de éstas, tiene la particularidad de que (al igual que la obra en sí) no permite andar con muchos rodeos: se debe comenzar por el principio.

Así que allí vamos.

La obra de adoquinado en barrio Castagnino venía como una mejora en la calidad de vida de los vecinos que conforman la comunidad del mencionado barrio, al mismo tiempo que como una carga liviana para el Estado Municipal: el adoquinado no solamente genera un mejor andar de los vehículos, dada la menor posibilidad de rotura, sino que también es agilizadora de arreglos de cañerías debidas la facilidad de extracción y colocación de los adoquines (no necesitan material adherente entre ellos), entre otras características favorables.

___ 

«El municipio recibió esta obra sin cargo por parte del Estado Nacional, lo cual no generaba ningún tipo de gasto desde lo local, únicamente la puesta en marcha y ejecución de la misma».

__

PUBLICIDAD

 

Sin embargo, el Gobierno Municipal comenzó a complicar las cosas cuando decidió cobrar a los frentistas de la obra en cuestión la ejecución de ésta para “utilizar el dinero en otras obras que mejoren la calidad de vida de los vecinos del barrio” (nunca se especificó en cuáles). Allí, la comunidad de Castagnino comenzó con los primeros reclamos, dado que entendieron en primera instancia que la obra no sería motivo de pago de ningún tipo y, de repente, se vieron inmiscuidos en el pago de una “contribución por mejora”.

No hay que olvidar que en ese entonces la pandemia golpeaba económicamente muy fuerte, con lo cual todo gasto extra significaba un enorme problema para cualquiera. Así las cosas, el Intendente decidió cobrar a los frentistas (sin importar los ingresos de cada uno, como por ejemplo, jubilados).

La obra comenzó a ejecutarse luego de la contratación de una empresa de cuestionada y dudosa trascendencia: poca experiencia en obras grandes, muy poco conocida… en fin, lo de siempre con esta gestión desde hace 20 años. La obra comenzó, y con ella, los problemas: demoras en la ejecución, roturas de caños, inundaciones, acumulación de residuos de construcción, adoquines rotos, problemas para los vecinos al momento de ingresar a sus casas, entre muchas otras problemáticas mencionadas por quienes viven allí. A raíz de esto, los vecinos comenzaron con un reclamo firme y decidido, que terminaría en la votación de una nueva ordenanza: condonación del 50% de la obra y del 100% a jubilados.

 

Ahora bien, la cuestión no finaliza aquí. Días antes, concejales de la oposición (Romina Carezzano y “Monona” Coquet) y parte del bloque radical (Horacio Yantorno y Adriana Linares) junto a los ex candidatos a intendente Juan Pablo Peirone y María Luisa Lucconi, se reunieron con los vecinos para llevarles propuestas que venían a solucionar la problemática de manera transversal y superadora.

Ese día todas y cada una de las personas que estuvimos allí nos fuimos con la sensación de una unidad política para solucionar un problema que lleva ya casi 9 meses (sí, un parto). Sin embargo, no fue así.

 

 

La concejal Romina Carezzano propuso, además de la condonación de la obra, la realización de una auditoría, con perito de parte, de la misma. La propuesta de Romina fue elevada junto con el bloque de Juntos por la Ciudad (quienes vieron con buenos ojos la propuesta), en una clara muestra de superación y coherencia política. Cito el artículo de la propuesta de ordenanza presentada por Hacemos por Córdoba y Juntos por la Ciudad: Art. 1. Inc b: “Contratación de profesional o estudio de profesionales debidamente matriculados en el ámbito de incumbencia, a fin de que realicen un estudio externo al Municipio sobre la correcta ejecución y finalización de la Obra de Adoquinado dispuesta por Ordenanza Nº Or 4432/2021-C.D.

El estudio deberá culminar con un dictamen que determine si la obra se ajusta o no a los pliegos de la mencionada Ordenanza, el señalamiento de defectos o vicios detectados y recomendaciones sobre reparaciones que deban procederse, en el caso de que corresponda. Asimismo, deberá informar sobre los posibles daños futuros que la obra pueda generar.

Antes de comenzar con dicho estudio, el Municipio deberá informar a vecinos del sector afectado, al Concejo Deliberante y a la/s empresa/s interviniente/s, a los fines de que designen a su cargo, en caso de creerlo necesario, peritos de parte, los cuales deberán ser profesionales debidamente matriculados y con incumbencia en el tema del que se trata“.

El bloque oficialista no aceptó la propuesta, dejando a merced de Dios la buena ejecución y finalización de la obra, lo cual puede acarrear enormes problemas y un sinfín de gastos imprevistos para los vecinos. Cuando la oposición en su conjunto pidió una moción para integrar un perito de parte que analice la ejecución de la obra y la reducción del 10% del gasto administrativo, en la sesión que trató el proyecto, fue mirada con recelo. Acto seguido, fue denegada la moción.

“A fructibus cognoscitur arbor” (por los frutos conocemos al árbol).

 

 

 

Acerca de Redacción

Check Also

Vecinos de Villa Zoila se oponen a la creación de un salón comunitario en Plaza del Gaucho

___ NOTA DE OPINIÓN / POR LUIS BROUWER DE KONING / Estimado Justo Dagorret Quiero …

Un comentario

  1. Angel Nazareno José Pretini

    Estimado Ojo Web: El adoquinado de B° Castagnino (que pasará como «hecho memorable» a la historia de Río Tercero) tiene su origen en el «Plan Argentina Hace», plan en el cual la Nación se saltea a los Gobiernos Provinciales.
    El Plan Argentina Hace es una iniciativa del Gobierno Nacional, lanzada en enero de 2020, para (fuente: https://www.argentina.gob.ar/obras-publicas/argentina-hace)
    1) Generar nuevos puestos de trabajo a través de un programa de infraestructura de ejecución rápida con mano de obra local.
    2) Ejecutar obras a partir de un criterio federal (pero con decisión unitaria) que tiene en cuenta la cantidad de población de cada localidad y el porcentaje de Necesidades Básicas Insatisfechas, por lo que la distribución de las obras resulta equitativa en términos de inversión.
    3) Promover e impulsar la paridad de género, el desarrollo con inclusión social, la integración de jóvenes desocupadas y desocupados, la participación comunitaria y el mejoramiento de infraestructura de barrios y ciudades.
    ¿No es para pensar que nuestros gobernantes no están capacitados para gobernar? ¿ O los argentinos somos bastante ignorantes para no entender?
    Cordial Saludo

El Ojo Web
error: Contenido protegido