martes , octubre 27 2020
Inicio / Actualidad / La gestión de Martino desnuda su costado más débil

La gestión de Martino desnuda su costado más débil

Muchas veces, la realidad supera la ficción y basta un ejemplo para desnudar una realidad de pobreza en la ciudad de Río Tercero. En una entrevista con Adrián Vitali hace más de un mes, el responsable del área social de la Municipalidad argumentó que la demanda social había disminuido y que no había indicios de pobreza.

leer nota anterior: Vitali «La demanda social ha disminuido»

Automáticamente, varios sectores de la sociedad, y políticos opositores levantaron sus voces que la realidad que muestra le gestión de Martino en materia social es una falsedad.

Schwander reclamando a Vitali el 26 de abril pasado

El primero, en hacer sentir su disidencia fue el concejal Alejandro Schwander: “la estadística dice que detrás de Mabel hay cientos de casos en igualdad de condiciones de vulnerabilidad. Lo que buscamos y es nuestro deber, es que se hagan políticas públicas. Es impensado pensar que no tenemos un protocolo para estos casos. Hay casos, en que el Estado no puede estar ausente y el caso de Mabel es caso testigo”.

leer nota anterior: Schwander: «Vitali miente»

 

LA POBREZA GOLPEA LA CASA DE MABEL

En su historia Mabel de 52 años de estado civil viuda. Su familia está conformada por cuatro hijos. En la actualidad vive en su casa de barrio Magnasco. Tiene cuatro hijos – 2 hijas que no viven con ella- uno de sus hijos de 17 años posee una beca en el colegio Saavedra Lamas, además su cuarto hijo- su gran problema-  de nombre Lucas de 33 años de vida que es discapacitado. Cuenta la mamá que sábado a la noche Lucas se acostó y se hizo pis porque no controla el esfínter, hace menos de dos meses lo operaron del riñón y el sábado a la noche orinó sangre, no habla.  Es una realidad que me golpea en el estómágo, confiesa Mabel.

El entorno de la casa de Mabel es una postal de la pobreza, de la indigencia, de las cosas acumuladas, del hábitat entre personas, ocho gatos y perros.

Si Lucas no tuviera la mamá no se que sería de él. Hay lugares para dejarlo, el no pidió venir al mundo, nunca lo internaría. Lo tuve cuando tenía 19 años. No lo dejé, me quedé. Fui papá y mamá.

 

 

¿LA MUNICIPALIDAD AUSENTE?

Adrián Vitali digo que no había fondos para ayudarme. Martino, vino cuatro veces en campaña. La última vez vino con la arquitecta Gabriela Ramos y me prometió una casa, o un techo para una pieza. Nada de nada. Él sabe que me mintió.  He ido como veinte veces, y no me atienden. La estoy pasando muy mal, y sólo sigo por mis hijos. Los políticos se acuerdan en campaña después no.

Mabel cuenta que sus ingresos en la actualidad son de dos pensiones; la de Lucas por  discapacidad por 3.900 pesos más pensión por viudez, también de 3.900. Apenas junto 7.800 pesos. No me alcanza para vivir.

Lucas tiene una dieta estricta, toma medicamentos para la epilepsia, no se baña solo. Hace un par de mes lo operaron de un  riñón y el sábado tuvo un incidente donde orinó sangre. Algo no anda bien con Lucas, lo atienden del PAMI  en la Clínica de la Familia. El urólogo para discapacitado no atiende por esa obra social, relata Mabel llorando.

A veces tengo para pagar la luz, (la COSP) me ayuda con un subsidio.  Los vecinos son solidarios, me ayudan cuando pueden . La Juventus evangélica del padre Godoy me ayudan mucho, me trajeron el otro día, jabón tocador, pasta para dientes, y mucho más. El merendedero de barrio Sarmiento me traen carne molida, polenta, papas. Me siento contenida por esa gente, con ojos brillosos y agua en nariz, narra Mabel.

Me pusieron las cloacas sin costo alguno , material y mano de obra. Lo que no hizo la Municipalidad lo hice la Cooperativa. El vice de nombre Mario se portó muy bien. Sin tantas palabras, me ayudaron, me comprendieron, les debo mil gracias a esa gente.

SOBRE MAL EN PEOR. ¿LOS EMPLEADOS MUNICIPALES LE LLEVARON COSAS ?

La municipalidad vino pero hay herramientas que desaparecieron. Le di la oportunidad para que me devolvieron las cosas. Se llevaron cosas sin permiso mío. Cargaron cosas que servían.

Después me encuentro que me faltaron cosas, ese día que vinieron se  llevaban reposeras, sillas, vasos de acero inoxidable, una hielera, me falta una caja de herramientas. Un cajón con cortafierros., también me robaron un  taladro, grifería que estaba destinado a encarar el baño, hasta una moto vieja. Se aprovecharon de mi miseria. Aclaro que Rivera vino y se llevó un listado, pero los otros dos empleados fue que desconfié. No lo puedo creer, encima que soy pobre me roban en vez de ayudarme.

 

 

 

 

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Río Tercero superó los 2 mil contagios. La curva, ¿tiende a frenarse, amesetarse o seguirá creciendo?

RÍO TERCERO / PANDEMIA DEL CORONAVIRUS / Con los 37 nuevos casos de coronavirus en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *