sábado , octubre 24 2020
Inicio / Sin categoría / Venezuela se desangra

Venezuela se desangra

La imagen puede contener: 2 personas, incluido Gabriel Daparte, teléfono 

NOTA DE OPINIÓN. Por Gabriel Daparte. ¿Cómo es posible tanta insensibilidad? , ¿cómo es posible tanta hipocresía ?. ¿por qué es necesario usar a nuestros hermanos venezolanos para defender un régimen?. Digo régimen porque no es la democracia que nosotros conocemos como tal o al menos intentamos practicar, tampoco lo es la posición de Guaidó que no sigue los preceptos bolivarianos ni la Constitución de su país.

 

Lo real y concreto es que miles de venezolanos son expulsados de su patria en busca de un futuro mejor. En nuestra Ciudad tenes muchos de ellos, la mayoría profesionales que cuentan en primera persona sus penurias que incluyen a su famila todavía sin poder salir y unirse junto a ellos.

 

No soy licenciado en política internacional ni mucho menos, pero cuando observo esta triste situación en la cual los dos gigantes del mundo ( Rusia y EEUU) se fijan más en como beneficiar sus arcas en busca de mayor crecimiento económico, que en la ayuda comunitaria que necesitan urgentemente los hermanos venezolanos me da mucha tristeza.

Unos, los rusos, mudan la petrolera PDVSA a su país como trofeo de guerra, la misma guerra que quieren librar los norteamericanos como salida al conflicto.

Esta semana escuchaba a un amigo que seguramente va a regir los destinos de nuestra ciudad en los próximos años hablar de la sensibilidad política que necesitamos ejercitar para tener una ciudad mejor , un país mejor, un mundo mejor.

Es hora de que los líderes del mundo y sus aliados busquen la solución pacífica que espera toda Latinoamérica para Venezuela y toda su hermosa gente. Una vida vale más que un Barril de Petróleo.!!!!.

Una estupidez, lo sé, ¿ellos también lo saben??

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Ferrer decidió seguir hasta el domingo con las últimas restricciones

RÍO TERCERO / PANDEMIA DEL CORONAVIRUS / El propio intendente Marcos Ferrer en diálogo con …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *