domingo , noviembre 27 2022
Inicio / Actualidad / Volver a empezar

Volver a empezar

RÍO TERCERO/ VOLVER A EMPEZAR/ La canción de Alejandro Lerner Volver a Empezar retumbaba en mi cabeza, mientras realizaba la nota a Gastón y Carolina, una joven pareja, que en el 2018 sus sueños y proyectos se albergaban en una linda casa que lograron alquilar sobre calle Libertad al 120. Esta remembranza debe servir como enseñanza: que al final del camino los que siempre están son los amigos, los familiares y los ángeles que sobrevuelan la ciudad que permanecen y ayudan sigilosamente, sin flashes y sin posteos en la redes sociales.

PUBLICIDAD

 

Ocurrió un 9 de noviembre de 2018, donde Gastón Villafañe (38) se enteró en su trabajo de Córdoba que su casa se estaba partiendo. Su mujer Carolina Jagger (28), también en el trabajo se entera que sus hijos están en su casa a punto de derrumbarse. Esa mañana la hermana de Gastón cuidaba a los tres hijos (Ezequiel de 16, Emma de 9 y Paulo de 2 años) de la joven pareja y luego del rugido de las paredes, solo atinó a agarrar el bolso y sacar a los menores de la casa.

 

  • Imaginar, estar viviendo en un casa y de repente que crujan las paredes…

-Carolina: Yo no estaba, estaba mi cuñada cuidando los chicos. Lo que escucharon fue un estruendo y un movimiento en el piso. Mi cuñada agarró su bolso los niños y bajaron a la vereda. Nunca más volvimos.

-Gastón: al lado se estaba construyendo un edificio del lado del medidor nuestro, se cortó la luz, fue traumático.

  • ¿Y sus pertenencias?

-Carolina: perdimos todo y abajo había un local comercial de cosmética. Yo había cobrado, tenía mi sueldo, toda la ropa de la familia, teníamos televisores, computadoras, recuerdos.

-Gastón: se desmorona la casa un 13 de noviembre de 2018, esos días anteriores llovió y ayudó a que se terminara de caer. En esos días los Bomberos me preguntaban si tenía algo de vida o muerte dentro de la casa, obviamente les dije que no. Lo único que pudimos sacar es el perro. Ezequiel, el más grande entró con un personal de Defensa Civil para buscar al animal y la casa seguía crujiendo.

  • La historia comienza un 9 de noviembre y el 13 demuelen su propiedad con sus pertenencias…

-Gastón: nunca pudimos sacar nada. Cuando nos pasa esto fuimos a alquilar de nuevo, gracias a la ayuda de mis suegros, padres, amigos y gente del fútbol. De golpe nos encontramos con la situación de alquilar, con un mes de depósito, comprar ropa para toda la familia. Como si eso fuera poco, perdí un negocio de un día para otro.

  • A todo esto, ustedes entablan una demanda contra la empresa que construía al lado de la casa que alquilaban.

-Gastón: nosotros esperamos un tiempo prudencial, porque apelé a la buena voluntad, porque era obvio que no fue a propósito, lo entendí en su momento, me decían que está todo bien y que me iban ayudar. Un día para otro recibimos una carta documento y ahí cambió.

-Carolina: nosotros queríamos lo que era nuestro, ninguna otra cosa.

-Gastón: nosotros alquilábamos un local comercial abajo, con un departamento arriba. Al local lo habíamos cerrado porque teníamos intenciones de mudarnos a otro local más grande, teníamos toda la mercadería embalada.

La gente que iba a construir un edificio, cuando sucede esto compra la propiedad a la dueña que era de Hernando y automáticamente nos llega una carta documento, que decía que nosotros estábamos usurpando en el lugar donde vivíamos. Nos dolió mucho eso y fue sin sentido.

Nosotros, ante esto, demandamos civil y comercialmente al arquitecto Carlos Ruffini, al maestro mayor de obras (albañil) de apellido Juárez, a la firma Ambientes SRL y a la empresa de la cantera Bocos. La bronca más grande es con Blanzari porque Ambiente SRL violó mi propiedad privada.

PUBLICIDAD

Otra cosa que me acuerdo, es cuando se cayó la casa, esperaba que me dijeran ´Gastón vamos a empezar los trabajos de demolición, quedate con nosotros y sacá lo que sirve de la casa´, nunca dijeron eso. Había vecimos que veían que sacaban cosas en perfectas condiciones del lugar.

 

  • Pero, no hay que ser abogado para saber, que si te sacan algo de tu propiedad es un robo….

-Gastón: Como pavo le di las llave, en enero me devolvieron ropa podrida. Ni televisor, ni computadora, nada. La mercadería del negocio de abajo desapareció. No entiendo porque se metieron sin mi autorización, es más, nunca autorizamos a demoler.

  • Veo en sus caras un punto de desilusión, impotencia, bronca…

-Carolina: totalmente, nos robaron

-Gastón: eso es lo que me dolió, es la actitud de esto, no había necesidad. Literalmente nos quedamos con lo puesto. En tan sólo tres días de lo ocurrido esta gente compró la propiedad. Estabamos con contrato de alquiler con la firma de la dueña y a través de la inmobiliaria Patagonia.

  • Esta historia es un verdadero mamarracho.  Repasando un poco: Estan en su casa, que es alquilada con peligro de derrumbe, todas sus cosas quedan ahí, la empresa que estaba construyendo un edificio al lado, compra la propiedad en peligro de derrumbe….

-Gastón: nuestro próximo paso es seguir recuperándose. Muchas veces digo que me ´voy a jugar al fútbol´ y no tener botines, pantalones cortos. Encontramos hace poco en nuestro facebook una fotos cuando nos fuimos a Brasil en 2017 y veíamos que teníamos un juego y ahora no está. Nosotros teníamos un seguro de la casa…

  • Ya sé, se abrieron de manos…

-Gastón: exactamente, es un seguro del banco Santander. Automáticamente cuando hicimos la denuncia del siniestro nos cortan la cuenta y nos mandan a un estudio jurídico por un descubierto de 250 pesos. No volvería a contratar un seguro por el banco, menos por teléfono.

  • ¿Las instituciones de la ciudad, los ayudaron por lo que les pasó?

-Carolina: La Cooperativa no me ayudó, tuve que pagar el modem de internet de nuevo, además de nuevo medidor. La única institución que nos ayudó fue el club Independiente y el comedor San Maritano.

  • ¿Pudieron dar la vuelta la hoja sobre el asunto?

-Carolina: sí, pero me acuerdo que tenía ropa de mi abuela que había tejido ropa. En definitiva nos robaron a la vista de todos.

-Gastón: perdimos muchas cosas, los recuerdos… tenemos pensado algún día tener una casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Redacción

Check Also

COMENZÓ «ÚNETE» EN LA VILLA

___   VILLA ASCASUBI / La Dirección de Desarrollo Social de la Municipalidad de Villa Ascasubi, …

El Ojo Web
error: Contenido protegido