miércoles , julio 17 2024
Inicio / Actualidad / Anarcocapitalismo en depresión (I)

Anarcocapitalismo en depresión (I)

 

NOTAS DE OPINIÓN / JOAQUÍN ESCRIBANO /  El Gobierno nacional, a contramano de lo que nuestra patria necesita, busca establecer un esquema económico absolutamente insostenible.

El Poder Ejecutivo (unipersonal, por cierto) se sitúa en la globalización extrema por su marco teórico y conceptual: la Escuela Austríaca. En este marco, al contrario de las corrientes que se comienzan a observar como hegemónicas en el mundo, el gobierno nacional presenta un esquema económico totalmente inconsistente. Pero antes de centrarnos en la disputa nacionalismo de inclusión versus globalismo de exclusión, analicemos un poco el contexto económico actual de Argentina.

 

 

 

En la “Teoría de los ciclos” se destaca que en el tramo final de la «fase descendente» se produce la llamada «destrucción de valor». Pero, previo a ello, los factores de la producción (fundamentalmente el capital y el trabajo), ante el abismo de la inactividad por el avance de la «capacidad ociosa”, deciden ser devorados por la fatídica «depresión económica» o impulsar el «salto virtuoso» del incremento de los bienes y de los servicios ofertados en el mercado, previa modificación del entorno político que los condiciona (puede observarse, muy nítidamente, que nos encontramos en esta fase).

En este marco, el actual ciclo que transita Argentina ha cumplido ya una década (claramente perdida). Cada uno de los gobiernos que se sucedieron a lo largo de dicho período (los dos últimos años del gobierno del Frente Para la Victoria de Cristina Fernández, los cuatro de Cambiemos de Mauricio Macri, la gestión del Frente de Todos de Alberto Fernández y los meses que lleva La Libertad Avanza de Javier Milei en el poder) «convivieron» con el mencionado ciclo, y lo fueron potenciando. Como no podía ser de otra manera, dado el tiempo transcurrido, la aceleración del proceso de «decrepitud» incide directamente en la capacidad de gobernanza sistémica.

 

 

Desmadre. La pérdida generalizada del poder adquisitivo de los ingresos populares (sueldos, salarios, jubilaciones y pensiones), el desempleo, la pobreza y la indigencia creciente constituyen algunos de los indicadores sociales de mayor relevancia que tipifican la coyuntura.

El incremento de la deuda del Tesoro, en el orden de los USD42 mil  millones en lo que va de la gestión de La Libertad Avanza, es consistente con el derrotero de las cuentas públicas. La dirección es explosiva, e impacta decididamente en el sector privado, donde la baja de ventas, en prácticamente todas las actividades, obliga raudamente a un punto de inflexión.

 

 

Punto de inflexión. En la certeza de que «el tiempo es de Dios» y que «El hombre no construye la historia, aunque si la montura para cabalgarla», es responsabilidad de la comunidad nacional la preparación de la «fase ascendente del ciclo» hasta culminar, cuanto antes, la implantación de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (Modepys) con orientación a la producción. Para ello es imprescindible renegociar el acuerdo de facilidades extendidas con el Fondo Monetario Internacional.

Dicho esto, debe quedar claro cuál es el sector social que debe hacer el esfuerzo para honrar los compromisos de la deuda: los grandes terratenientes de la Pampa húmeda, quienes hacen de Argentina un sistema feudal pre-capitalista e impiden, desde siempre, la instauración de un modelo de desarrollo productivo industrial. Concomitantemente, un tipo de cambio competitivo y la administración del comercio exterior facilitarán la sustentabilidad buscada.

Naturalmente, los tiempos de su realización están condicionados por el imperio de la realidad (que es la única verdad) y la protesta social (que va escalando), sin un norte ordenador. El modelo libertario instaurado demuestra, a las claras, que se está yendo a contramano de lo que nuestra patria necesita.

Acerca de Redacción

Check Also

Trump fue elegido como candidato

  MUNDO / El ex presidente fue ovacionado en la convención republicana en Milwaukee. El …

El Ojo Web
error: Contenido protegido