jueves , abril 22 2021
Inicio / Actualidad / Para el Conicet, la tela de funda de almohada y la remera 100% algodón es el material más adecuado para realizar una máscara casera.

Para el Conicet, la tela de funda de almohada y la remera 100% algodón es el material más adecuado para realizar una máscara casera.

RÍO TERCERO/ PANDEMIA DEL CORONAVIRUS/ El Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente de la Universidad Nacional del Comahue elaboró un estudio sobre los barbijos y en espacial sobre la fabricación y utilización de las mascaras tapa boca y nariz de elaboración artesanal.

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) es el principal organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina, dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y recomienda la utilización de barbijos caseros.

 

PUBLICIDAD

En los estudios del organismo y con evidencia científica que se recopiló y con la información en los medios provistos por diferentes especialistas en la temática en diferentes países, la adopción de máscaras caseras por parte de todos, incluidos aquellos sin síntomas, podría ser un complemento a las otras medidas tomadas por el gobierno para retrasar la propagación del virus, como el distanciamiento social y el lavado de manos frecuente.

BENEFICIOS QUE SE CONSIGUE POR EL BARBIJO

  • Disminuir en alguna medida de la propagación del virus por individuos infectados. La máscara atrapa partículas de virus en el interior, evitando que las partículas de virus se transportan al aire.

Aunque no funcionen de manera perfecta podrían colaborar para que la carga viral que se propague sea menor. Protege a los demás.

  • Disminuir nuevas infecciones por individuos no infectados. La máscara evitaría en alguna medida que las partículas de virus en el aire sean inhaladas desde el exterior. Protege al usuario.
  • Limitar el contacto mano-cara. La máscara pone una barrera física entre las manos potencialmente contaminadas y los conductos a los pulmones. Al tener una máscara en la cara, disminuye el riesgo de que llevemos nuestras manos a la nariz y boca de manera directa, disminuyendo así consecuentemente el riesgo de infección si hemos tocado una superficie contaminada, o de contaminar una superficie en el caso de infectados asintomáticos. Entonces, sumar el uso de máscaras al lavado frecuente de manos puede disminuir las probabilidades de contagio.

 

Distintos tipos de barbijos y su efectividad para protegerse y proteger a otros. Debido a que el uso de máscaras caseras de tela por parte del personal de salud es algo muy común en países en desarrollo se han realizado trabajos científicos para evaluar su efectividad para reducir el riesgo de infección de enfermedades virales respiratorias.

Aquellos trabajos basados en ensayos clínicos y reportes indican que las máscaras caseras tienen una menor efectividad que los barbijos quirúrgicos para los trabajadores de la salud en jornadas de trabajo de 8 horas pero que podrían ser eficientes para el uso comunitario ya que el tiempo de uso y el nivel de exposición al virus de una persona en un ámbito público es menor que el tiempo de exposición del personal médico.

 

Por otro lado, el uso de este tipo de máscaras para la población general puede ser beneficioso en situaciones de pandemia como la que estamos atravesando, no sólo por su potencial de reducir en alguna medida la transmisión bajo su correcto uso, sino también para evitar desabastecimiento de estos barbijos quirúrgicos y mascarillas. Incluso la OMS10 lo ha considerado para casos de pandemia en su Programa global para la influenza.

 

 

MASCARILLAS N95. Las mascarillas de tipo N95 son las más efectivas en el filtrado de partículas transmitidas por aerosoles, aunque se ha demostrado recientemente que los barbijos quirúrgicos también impiden significativamente su paso.

Por esta razón, tanto los barbijos como las máscaras  de tela, representan una barrera para disminuir principalmente la transmisión del virus por gotas y por contacto, evitando que las gotas expulsadas por una persona infectada sean dispersadas fácilmente al Ambiente.  

De forma complementaria, diferentes trabajos se enfocaron en evaluar la efectividad de diferentes tipos de telas para disminuir la capacidad de transmisión de virus y bacterias de tamaño similar a los virus causantes de diferentes enfermedades respiratorias.

CREACIÓN CASERA. La tela de funda de almohada y la remera 100% algodón mostraron ser el material más adecuado para realizar una máscara casera. En particular, la tela de remera de algodón tiene la ventaja de una mejor adaptación a la forma de la cara (i.e., mejor ajuste), el cual es un parámetro importante que influye en la eficiencia del barbijo. Aunque los tres materiales en los que se probó el uso de doble capa, sólo se observó una mejora significativa en la tela de repasador.

 

MÁS BENEFICIOS. Debe evitarse el uso de máscaras de tela durante tiempos prolongados, para evitar que se humedezca considerablemente la tela, y de esta manera puede verse reducida su efectividad

En un estudio de eficiencia temporal de los barbijos de tela y los barbijos quirúrgicos, recomiendan no utilizarlos más de 1 hora y media (90 minutos). Pasado ese tiempo, disminuye significativamente su efectividad, y pasadas las 2 horas ya deja de ser efectivo. Es necesario destacar, que esta pérdida de efectividad a través del tiempo también ocurre en los barbijos quirúrgicos.

Las máscaras de tela deben ser LAVADAS y SECADAS después de cada uso. Deben tratarse como material contaminado cada vez que llegamos a nuestras casas. Después de cada ciclo de lavado y secado, el barbijo de tela pierde eficiencia de filtrado. Observaron que luego del 5to. ciclo de lavado-secado se disminuye en un 15% su eficiencia. Se sugiere lavarlos en agua caliente con mucho jabón (que reduce su eficiencia con el tiempo en un 20% aproximadamente. Este parece ser el método más adecuado.

Por ejemplo, durante el brote de influenza A (H1N1) en 2009, la organización mundial de la salud recomendó lavar las máscaras que estén hechas de algodón con detergente luego de su uso. Otras opciones para su sanitización incluyen el uso de alcohol (que reduce su efectividad en un 37%, lavandina o agua oxigenada.

Implementación inmediata: Esta medida está siendo tomada por algunos países durante cuarentena obligatoria, cuando las personas salen de sus casas para aprovisionarse o para asistir a otros, pero también es una medida que está siendo utilizada en situaciones post-cuarentena e incluso en países donde no aplicaron cuarentena obligatoria, sino únicamente distanciamiento social, higiene adecuado y uso de barbijo comunitario, con muy buenos resultados como República Checa y Japón. Recomendar su uso al salir del hogar, a los comerciantes y cajeros que están en contacto con mucha gente a diario.

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

La «élite contaminante»: cómo los más ricos están en «el centro del problema del clima»

  INTERNACIONAL /  Los ricos del mundo deben cambiar radicalmente sus estilos de vida para …

Un comentario

  1. Hola, he visto una oferta bastante aceptable de una almohada en esta web, ¿Alguien ha comprado en este sitio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
El Ojo Web