sábado , julio 4 2020
Inicio / Editorial / El gran problema de Dagum: su propia comunicación

El gran problema de Dagum: su propia comunicación

Por Justo Dagorret

ALMAFUERTE/ PANDEMIA DEL CORONAVIRUS/ Luego de la alarma sanitaria que se desató a principios de esta semana, donde se involucró a una familia almafuertense que recibió a un viajante que pasaba por la localidad. Llegado a destino, a la ciudad de Neuquén, las autoridades sanitarias de la provincia de Neuquén, testearon al viajante, que resultó positivo de Covid-19.

 

Dicho esto, luego la familia amiga del “pasajero fugaz” tomó la información que el hombre tenía COVID”. Desde ese momento, se desencadenó una serie de informaciones que no sólo involucró a vecinos de Almafuerte sino además de Río Tercero.

“Es por lo anteriormente explicado que se van a iniciar acciones para que la justicia determine la responsabilidad de los sujetos en cuestión con respecto a la violación de la cuarentena y la propagación de una enfermedad contagiosa”, explicó en redes sociales el jefe comunal.

Hay que recordar que la buena noticia de los test negativos de Covid-19 a vecinos de Almafuerte, no justifica los comunicados fallidos y atemporales, el llamativo desprecio del tratamiento de la información oficial sobre este caso o la nula y/o sectaria noticia brindada a medios locales y regionales, entre algunas falencias.

En tiempo de crisis sanitaria, este intendente (Dagum) de profesión odontólogo, debería conocer que la prioridad de la situación sanitaria: es la verdad al paciente. Ese paralelismo es válido para todos los vecinos de un pueblo que merecen la verdad, en tiempo real y sin golpes bajos.

Un llamado de atención al débil capital político que hoy el intendente posee en esta crisis sanitaria. Los manuales políticos, detallan que el “político” debe estar en el momento justo en representación de la gente que lo votó y los que no, además de mostrar liderazgo en tiempos de crisis.

Por último, los traspiés comunicacionales de Dagum en esta corta etapa de gestión municipal, con la salida de dos funcionarios de prensa que renunciaron y sus inexplicables asesores foráneos en imagen institucional, no hace más que reafirmar que la imagen de intendente empieza a debilitarse.

La muestra de la inestabilidad política, se visualiza en el logo que representa a la ciudad de Almafuerte donde cambió tres veces de color y de forma en tan solo seis meses de gestión.

En fin, la soberbia no es buena consejera.

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

Hoy se disfrutó de un bello sábado de otoño en Río Tercero

RÍO TERCERO/ PANDEMIA DE CORONAVIRUS/ Este sábado 16 de mayo transcurrió durante la etapa de …

Un comentario

  1. Es la pura verdad …esto un gobierno autoritario y con poca sabiduría y o buenos consejeros …..y no acepta sugerencias ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *