sábado , marzo 28 2020
Inicio / Editorial / La urgencia de un marco regulatorio local en materia de antenas de telefonía

La urgencia de un marco regulatorio local en materia de antenas de telefonía

Por Justo Dagorret

RÍO TERCERO/ 19 ANTENAS DE TELEFONÍA ESPERAN INSTALARSE EN RÍO TERCERO/ En los últimos meses, vecinos alertaron sobre construcciones de antenas de telefonía móvil; una en barrio Héroes de Malvinas y otra en barrio Monte Grande. En ambos casos, los vecinos advirtieron sobre el emplazamiento de las torres, que finalmente la Municipalidad clausuró por no tener las habilitaciones pertinentes. Lo curiosos que hay 19 peticiones al Municipio para la instalación de antenas móviles de las diferentes compañías de celulares.

ANTENA EN LA PREDIO DE APADIM

Pero esta semana, el tema volvió a surgir luego de que vecinos se comunicaron con el OJOWEB y que advirtieron sobre una torre que se instaló a orillas del predio de Apadim, sobre la avenida Arturo Illia, específicamente atrás de la empresa Metalfor SA.

Consultado a Lionel Messi, Secretario de Obras Público sobre la instalación expresó: “la semana pasada pudimos ver que había una construcción de una antena, inmediatamente al otro día, personal de la firma Claro presentó el papelerío completo, con todas los permisos provinciales y nacionales”.

 

Finalmente, hay que aclarar que la antena está legamente instalada, con los permisos  municipales y provinciales.

RÍO TERCERO CON LEGISLACIÓN DESACTUALIZADA

En la ordenanza de 3755/2014 establece que el Intendente puede autorizar la radicación de instalaciones de antenas para el servicio de telefonía móvil en el radio urbano, previo cumplimentar lo dispuesto por ley nacional 19798 (de Telecomunicaciones), la resolución Nº 3690/2004 de la Comisión Nacional de Comunicaciones, y la ley provincial 9055. Además, la ordenanza del 2014 deroga el art. 2 de la ordenanza 1885/2000 que establecía las colocaciones de las antenas exclusivamente en el Parque Leonardo Da Vinci, al sur de la ciudad. En conclusión desde el 2014 están habilitadas para instalarse dentro del ejido urbano previo cumplimiento de las disposiciones gubernamentales.

En la práctica para instalar una antena en la ciudad se debe pedir permiso al Municipio sobre la factibilidad del uso del suelo, algo esencial para luego ir a la Provincia y/o Nación y cumplimentar los requisitos.

Consultado a las diferentes áreas de Seguridad, Medio Ambiente y Obras Públicas coincidieron en que las normativas locales están desactualizadas.  Miguel Canuto fue uno de los primeros en declarar: “vamos a promover una nueva normativa”, también en ese tono coincidió el Secretario de Obras Públicas.

Otra dato de la realidad, que las obras que tuvieron rechazo popular y luego oficial sobre la radicación de las antenas es que en ninguno de los dos casos: Héroes de Malvinas y Monte Grande no poseían el permiso municipal sobre la factibilidad del uso del suelo, como habíamos dicho anteriormente un trámite esencial e inicial.

La noticia de que 19 empresas solicitaron el permiso para instalar sus antenas y poder brindar un mejor servicio demuestra que la ciudad crece con desorden urbanístico en la materia.

Décadas atrás, una sola antena podía proveer el servicio de telefonía, hoy con el intercambio de datos, con fotos, videos, navegación internet se necesitan antenas más pequeñas en diferentes puntos de la ciudad.

Es lógico, ya que el especialista en Comunicaciones Gustavo Bertolino aclara: “los celulares para que funcionen bien, deber estar cerca de una antena, para que los datos puedan recibirse y mandarlos con mayor velocidad”.

En conclusión la ciudad necesita de muchas antenas en diferentes puntos de la ciudad, algo que puede resultar caótico si no hay una ordenanza que contempla un orden. Uno de los funcionarios municipales advirtió: “las compañías pretenden antenas por ejemplo en Parque Monte Grande, si dejamos colocar una antena por compañía, tendríamos entre tres o cuatro por sector, en definitiva la ciudad se vería contaminada visualmente”.

 

La solución es una ordenanza que contempla, reglas claras y con un claro beneficio para la ciudad. Una salida sería que en una antena en un sector sea compartida por las compañías telefónicas. ”El Municipio debe trabajar como un ente contralor y de mando en esas decisiones”, explica un funcionario que prefirió no ser nombrado.

Por último, sobre la contaminación en teoría sobre los campos magnéticos que emiten las antenas de telefonía se puede decir oficialmente que en el 2017, personal de Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones) realizó 5 mil mediciones en toda la ciudad. Lo llamativo es que los valores dieron de los campos electromagnéticos entre 2 y 4%, y para que haya peligro para el ser humano debe llegar al 100%, en definitiva para el Enacom hay casi nula contaminación de ondas electromagnéticas.

Otro dato, es que el informe de Enacom contempla que las antenas de radio de frecuencia modulada, emiten mayores ondas electromagnéticas que las antenas de telefonía celular y que según la Organización Mundial de la salud el celular en la oreja del ser humano es mucha más potencialmente peligroso que una antena de telefonía celular,

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

¿Políticas ambientales serán prioridad?…Depende de vos

RÍO TERCERO/ ¿CAUSA FEDERAL?/OPINIÓN/ La causa de derrame nítrico al río Ctalamochita tiene varias novedades, …

Un comentario

  1. Lotes al frente del parque industrial…. ahora también el nuevo hospital…. poco sentido común. Cero planeamiento, son un chiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *