sábado , marzo 28 2020
Inicio / Editorial / Pagar por lo que uno recibe

Pagar por lo que uno recibe

Por Justo Dagorret

Dicen los libros en la administración pública, que el Estado es el titular de la potestad tributaria, razón por la cual es el sujeto activo en la relación tributaria.

Dicho esto, hay que recordar que los Municipios deben tener autonomías en sus tributos, para atender servicios como la recolección de residuos, la poda de árboles, la salud pública en su atención primaria, construcción de nuevas calles entre otros servicios.

A diferencia de la Nación y/o la Provincia que cobran impuestos, sin imposición de servicios, por ejemplo el Impuesto al Valor Agregado o el gravamen del impuesto al cheque.

Volviendo al terreno local, debo decir a las tres fuerzas políticas, el poco grado de percepción de la sensibilidad del manejo de esta ordenanza de Tarifaria e Impositiva 2020. Este año, los riotercerenses vimos como las promesas de consensos y de la presentación de varios proyectos de ciudad que según los cinco partidos difundían en sus campañas electorales.

Solo el oficialismo brindó proyectos de actualización sobre la Tasa a la Propiedad en el último día de noviembre y luego una nueva propuesta.

Hay que achacar a los concejales de la oposición la impronta a la hora de no proponer alternativas sobre este tema. Ninguna propuesta en ese sentido sobre la TSP. No sólo se es oposición por naturaleza sino además un grado de iniciativas y de propuestas vendría bien a la discusión.

Pero, más allá de esa mezquindad, debemos entender la importancia de saber, concretamente todo sobre la Tasa por a la Propiedad: ¿qué servicios presta el Municipio y cuánto sale cada servicio?.

La Tasa por Servicio a la Propiedad tiene las siguientes prestaciones por parte del servicio:

  • Alumbrado público
  • Iluminación de calles, aceras u otras vías de tránsito, limpieza, barrido y riego
  • Mantenimiento y conservación de la viabilidad de las calles
  • Desinfección de propiedades y/o espacios aéreos
  • Recolección de residuos
  • Poda de árboles, conservación del arbolado público
  • Arreglo de plazas y espacios verdes
  • Nomenclatura parcelaria y numérica.

Situándome al medio de la discusión, debo decir que el actual Municipio carece de dinámica para resolver los problemas. Una irresponsabilidad de la gestión de Martino dejar que el Municipio pierda por mes unos 12 millones de pesos, algo esencial para mantener la economía de un servicio.

El Estado municipal se volvió perezoso, que se manfiesta en que la ciudadanía consintiera sobre que la discusión tendría que culminar el 31 de diciembre. Al proyecto le falta discusión de profesionales. Es más la mayoría de los concejales radicales, les cuesta entender las distintas variables e ítem fijos que tienen la última propuesta, sumado poco interes de entendimiento de concejales de la oposición por omisión o por tener una postura naturalmente antagónica.

En el caso puntual de la nueva propuesta oficial, la fórmula algebraica es digna de profesionales. Generalmente el resultado nominal de estos cálculos no tienen en cuenta la percepción social del momento, ni la situación actual económica y política.

Caso Testigo

En mi caso particular, vivo en un lugar llamado Campo Romero, donde la Cooperativa me brinda los servicios de agua potable y de electricidad, que la entidad cooperativista como corresponde me cobra por esos servicios mensualmente.

Por otro lado, la Municipalidad me brinda la recolección de residuos municipal y el arreglo de calles, pero la situación cambia ya que la Municipalidad de Río Tercero no cobra nada. La excusa; trámites burocráticos entre Provincia y Municipio.

En Río Tercero, según datos de la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos, hay alrededor de unos 1.200 ciudadanos y/o vecinos y/o contribuyentes de la ciudad, que no aportan al Municipio o al sistema de Servicios, como es el caso de mi propiedad.

La conclusión es una sola, la Cooperativa es más eficiente. Eso debe cambiar, con un nuevo concepto aportado a concejales “el vecino debe pagar por lo que recibe, no por lo que tiene patrimonialmente o se presume que tiene», porque en la realidad para ello está el Estado con sus impuestos (AFIP, declaración de ganancias, etc).

Volviendo otra vez a la discusión central, según datos municipales que pude recabar lo que se recauda por la Tasa por Servicio no alcanza a cubrir ni el 40% de los costos mensuales. El Municipio con el servicio de Cotreco más Alumbrado Público, gasta unos 17 millones de pesos. Para ello factura mensualmente 8 millones, pero solamente algunos contribuyentes aportan 5 millones al sistema. Otros 1.200 no aportan porque no están en el sistema. El Municipio pierde sistemáticamente millones por mes.

Párrafo aparte, para el Servicio de Cotreco que culmina en agosto próximo, y los concejales ya deberían haber tenido una nueva estructura de costo. Algo que de los 11 concejales -solo dos o tres- no conocen los por menores, como por ejemplo cantidad de empleados de la firma y su convenio colectivo de trabajo.

Volviendo al tema de la TSP hay que decir una vez más que el Municipio tiene un desfazage de 12 millones mensuales o 144 millones anuales. No mirar esta cuestión es ilógico por parte del oficialismo y desde la oposición no mostrar alternativas tendría una clara finalidad de desfinanciar al Municipio.

También debo ser intelectualmente honesto de que el principio de claridad de los proyectos de los concejales radicales carece de claridad en el cálculo, además de no preveer estudios y conversaciones previas con sectores intermedios y comisiones vecinales. Algo que en estos días un intento de explicar la nueva fórmula que sigue siendo complicada, polémica y menos desigual, pero que genera incertidumbre en los vecinos.

En la última propuesta del oficialismo, el edil Yantorno basa euno de sus cálculos que los que más tienen deben ser solidarios con los de menos recursos. Ese fundamento ideológico se contrapone con otro pensamiento que la solidaridad es compartida con lo de menos a los de mayores recursos.

Por un lado, el oficialismo pretende que algunos contribuyentes sean solidarios con otros en la TSP, pero por otro lado los de menos recursos tendrían que pagar una sobretasa por el proyecto de la renovación del casco céntrico que beneficiaría a los de mayor recursos. Este principio de equidad, deja de tener sustento con este pequeño gran ejemplo.

En algo coincido, con el ingeniero y concejal Horacio Yantorno, el sistema de la Tasa a la Propiedad es arcaica para quien lo calcula, quién lo paga y quién lo presta. Y los concejales deben buscar a destajos alternativas.

PROPUESTA DE UN VECINO

Volviendo al terreno de derecho administrativo vuelvo a exponer que la igualdad constituye un principio en el cual lo determinante es que los individuos son iguales ante la ley.

Por consiguiente en el área de la tributación ello implicaría la igualdad ante las cargas fiscales, ello significa la prohibición de imponer por vía legal por un tratamiento discriminatorio o desigual entre aquellos que son iguales. Este dogma o pensamiento lo voy a explicar con otro ejemplo.

En una cuadra hay tres casas, todas de tamaños diferentes, desde el frente de la propiedad en forma lineal a dimensiones en la construcción edilicia.

  • Juan es albañil y se hizo un pequeño departamento
  • Pedro es jubilado, y tiene una casa de 200 metros de edificación
  • Ana es empresaria y vive en una linda casa con entrada por una calle y salida por la otra.

Este pequeño ejemplo, a primera vista plantea una inequidad contributiva por la Tasa por Servicios por el valor material (base imponible de la Provincia), en todos los casos. También es desigual si tomamos de forma lineal de la propiedad.

Porque en definitiva, estos tres contribuyentes reciben el servicio. ¿Le interesa al Estado Municipal si tiene capacidad contributiva o mejor dicho cuánto ganan en ese grupo familiar? Definitivamente no.

Porque para eso está el Estado Provincial (con rentas) y el Nacional que le interesa conocer sus ingresos o su patrimonio. Como solucionamos esta inequidad: con una propuesta sencilla y básica: que cada vecino pague por lo que presta el vecino.

En mi caso debería pagar por el servicio de recolección de residuos y arreglo de calle, no por algo que no recibo.

En el terreno de las promesas políticas, la nueva gestión de Marcos Ferrer promete un Municipio ágil y moderno. Para ello, el exconcejal Afara comenta que ya la Municipalidad tiene el software de Gobierno Abierto, a través de un sistema que permitirá conocer online la identificación de cada contribuyente.

Para ello, habría que hacer un relevamiento casa por casa, para saber:

  • cantidad de personas que viven en la propiedad
  • si tiene auto o moto
  • si tiene gas natural
  • si es calle de tierra
  • si tiene cloacas
  • si tiene un espacio público cerca
  • si tiene un poste se energía en su vereda
  • si tiene alumbrado público
  • si tiene al frente un árbol
  • si la calle tiene nomencladores
  •  si es jubilado

Con estos datos se puede saber, detalladamente que servicios recibe cada vecino. Dicho de otra manera: el vecino tendría la certeza de lo que debe pagar.

Mientras más gente haya en el hogar, más basura genera, si tiene auto más usa la calles de tierra y/o pavimento, si tiene un árbol el Estado Municipal debe podarlo, cuidarlo. Y si el vecino no tiene algunos de los servicios en una tabla se descontará los puntos, por consecuencia no pagará por lo que no recibe.

Ahí entrarían los 23.804 actuales contribuyentes, más los 1.200 (que no aportan al sistema).

Este nuevo sistema soluciona la inequidad, la injusticia y nos pone a todos los contribuyentes en la misma línea. Haríamos despertar al gigante del Municipio en hacerlo ágil y moderno. Si quieren ser modernos, es una oportunidad para identificar a cada uno de los contribuyentes con los servicios que recibe.

Finalmente debo decir, que la Tasa por Servicios a la Propiedad, es el puntapié de que algo debe cambiar. Debemos ser competitivos y ágiles como la Cooperativa.

Años antes, un empleado iba casa por casa en busca de que el Municipio pudiera hacer obras de pavimento, con este sistema el Municipio tendría la realidad y la percepción de cada contribuyente de cada cuadra y barrio de la ciudad.

El vecino podría reclamar por un servicio que tiene o no tiene, pero en conclusión pagará por un servicio que si tiene. Es un sistema sencillo.

En principio, propongo una zonificación especial solamente para el caso de la recolección de residuos, algo que en la actualidad se lleva el 70% del costo de lo que se recauda o se debería recaudar por la Tasa al Servicio a la Propiedad, ya que la lógica indica que una propiedad lejos del centro, con calles de tierra el costo del servicio por el traslado es más caro, pero en contrapartida en teoría debería tener menos frecuencia en la recolección de residuos.

Este sistema, no se pondría en observación ni la valuación fiscal de la Provincia ni del Municipio, ya que la Tasa es Por Servicio, solo tendría la finalidad de cubrir los costos.

Puntualmente, en este caso sobre la TSP, al Estado Municipal no le debe interesar el valor patrimonial de la propiedad. Eso es equidad. Pago por lo que me prestan. Y con eso resuelvo la solidaridad tributaria, que algunos hablan.

En definitiva, mientras más servicios el contribuyente tenga más pagará, mientras menos servicios tenga menos pagará. Propongo pagar por lo que el o los contribuyentes reciben del Municipio.

Para zangar esta coyuntura de diciembre, propongo en definitiva que esta Tasa sufra la actualización por la inflación oficial o la actualización de salarios, correspondiente a 2018 y 2019, descontado el porcentaje aplicado.

Para que en 90 días corridos, el Municipio haga el relevamiento personal y/o online del sistema y aplicarlo el 1º de abril próximo.

Por último, gracias por leer, esta propuesta de un vecino.

                                                              Justo Dagorret. DNI. 20.362.813

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

¿Políticas ambientales serán prioridad?…Depende de vos

RÍO TERCERO/ ¿CAUSA FEDERAL?/OPINIÓN/ La causa de derrame nítrico al río Ctalamochita tiene varias novedades, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *