lunes , abril 15 2024
Inicio / Actualidad / EXPLOSIONES: EL COLEGIO DE PSICÓLOGOS OPINA A 28 AÑOS DEL ATENTADO A LA DEMOCRACIA

EXPLOSIONES: EL COLEGIO DE PSICÓLOGOS OPINA A 28 AÑOS DEL ATENTADO A LA DEMOCRACIA

______

 

EXPLOSIONES / TEXTO ELABORADO POR LA COMISIÓN DE TRABAJO, SUBSEDE RÍO TERCERO, DELEGACIÓN REGIONAL RÍO CUARTO / COLEGIO DE PSICÓLOGOS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA

A 28 años del 3/11/95 en Río Tercero, un atentado en democracia

A 28 años de aquel 03 de noviembre de 1995, nuestra ciudad conmemora aquellas explosiones acaecidas en la Fábrica Militar. Este hecho imborrable fue instalando sentidos a partir del entramado local y de un tiempo que hizo falta. Hizo falta tiempo, hechos y palabras, para que sea posible un tejido simbólico que, aun con agujeros en su urdimbre, deja entrever nuevos hilos, nuevos sentidos posibles que van instalándose.

En la lengua (o sentido) común, en el lenguaje que nos aúna hoy, se puede leérselas, primeramente, como un accidente, como las explosiones (sin más), e incluso como una tragedia

Este primer sentido común que instaló la idea de las explosiones de Río Tercero como un accidente conlleva tal nominación que lo sitúa del lado de la mera contingencia o del trágico azar. Lo cual invisibilizó la responsabilidad jurídica y cívica para con nuestra ciudad. Pero tragedia es también, saber que hubo muertos, exilios, daños físicos y psíquicos en esta ciudad. Daños que aún seguimos escribiendo y contando.

 

PUBLICIDAD

 

El tiempo y el lenguaje, cristalizados en la intención que recorrió y recorre aún cada instancia de lucha desde los más diversas aristas que se desprenden de esta dura esquirla, tales como el pedido de justicia, memoria y verdad de los familiares de los fallecidos y cientos de heridos en su piel y subjetividad; el pedido resarcitorio como indemnización necesaria que aún persevera; en cada hecho de conmemoración en los ámbitos del arte, de la educación y de la historia de nuestro devenir; en la reparación histórica que se materializaría en una pronta y anhelada Universidad Nacional.

Un giro en la lengua colectiva aparece con la enunciación de la palabra ATENTADO, que se instala a un tiempo propio de lo social y lo particular de la ciudadanía que localiza un Terrorismo de Estado. Este segundo tiempo, actual, comprende un nuevo sentido, que tiene efectos en todos y cada uno y se acompaña de la libertad de la palabra y de los cuerpos que solamente son posibles de concebir en un Estado de Democracia que se instala sobre aquel y que debe sostenerse aún hoy a 40 años de su retorno. La trama simbólica que se juega hoy se constituye en la palabra hecha acontecimiento social y resorte que hace posible y sostiene la fuerza de cada acción llevada a cabo en el campo del arte, de la educación, del saber social e histórico que juegan su partida cada vez.

¿Qué hacemos hoy? Los psicólogos, quienes trabajamos con la palabra, nos orientamos a que el terror de aquel viernes, sea habitado por la palabra de cada uno, un decir que se colectiviza en el tejido social y comunitario, y continuar generando ya no el horror y la perplejidad del primer instante del trauma sino el empuje necesario que nos interpela, en este segundo tiempo, a cada ciudadano a sentar posición, a no hacerse los desentendidos y nos despierte. A un ¡no durmai! hace posible, en cada acto singular y colectivo, una respuesta que se continúa tramando en un tejido que, si bien tiene agujeros inmanentes, es red que hila un sentido vivo de Justicia, Verdad y Memoria.

 

 

 

 

 

 

Acerca de Redacción

Check Also

Río Tercero: Está abierta la inscripción a la capacitación para mediadores

  RÍO TERCERO / La Dirección de Mediación invita a mediadores de la región a …

El Ojo Web
error: Contenido protegido