lunes , julio 4 2022
Inicio / Editorial / La marcha de los «peones» blancos
Foto gentileza: Fm Mi Tierra

La marcha de los «peones» blancos

POR JUSTO DAGORRET /EDITORIAL / Cuando mire por las redes sociales y no poder asistir a la manifestación por estar en aislamiento por haber sido contacto estrecho de un positivo, pero sí informados por radios y portales de la ciudad sobre la protesta de denominada «caravana blanca» que se realizó en la mañana de hoy, mi primera conclusión fue un sentimiento de solidaridad en primer término y de enojo por otra parte hacia una parte de la sociedad que miró, mira y mirará a ese sector que está en la primera línea de batalla de la pandemia con cierto aire de desapego.

Ser enfermero, ser bioquímica y/o doctor o cualquier profesión de salud, implica una formación no solo académica sino también de práctica en la vida real, dos elementos aprobados en esta pandemia y que han sido fundamentales en esta lucha sanitaria.

 

Mientras leía las noticias sobre la manifestación, me retumbó en mi pensamiento frases como: “Hoy podemos decir que nos sentimos preocupados, cansados, estresados y estigmatizados, con sueldos precarizados, con pluriempleo y multifunciones dentro de los trabajos, con un promedio de contagios en la provincia superior a 1.700 casos nuevos y un acumulado de 34.184 casos”.

 

Estas manifestaciones rondan una mezcla de sentimientos entre el hartazgo, pasando por la desazón y terminando con un grado de impotencia. ¿Para qué tanto esfuerzo se preguntó una enfermera?.

La respuesta al cuadro de situación se puede encontrar en la poca empatía y los pocos mimos que reciben de terceros, de una sociedad que mira como la pandemia empieza a mostrar lo peor del sistema, además de los pecados capitales y las miserias humanas.

Las quejas en su mayoría van destinadas a la política «muda» del Gobernador Schiaretti durante esta pandemia. Los trabajadores de la salud en lo privado y en lo público, necesitan en primer término un gesto humano de sus superiores y el Gobernador de la Provincia no solo se quedó sin un discurso de alentar a su tropa, sino también la realidad desnuda reclamos genuinos.

Una olla de presión. Como si fuera poco, los «peones blancos» exclamaron el castigo con la reforma previsional, que  avanzó sobre el derecho a una jubilación digna producto de años de trabajo, aludiendo a la reforma jubilatoria aprobada en la Legislatura de Córdoba.

Este reclamo colectivo, tuvo una mayor presencia de personal del hospital provincial y acompañado por personal de salud del sector privado. Las principales demandan son una mejora del sueldo y de las condiciones sanitarias en sus trabajos. Una advertencia a los comandos superiores de esta crisis sanitaria de no atender los reclamos justos y genuinos, que podría provocar cierto caos sanitario.

Finalmente, la caravana de los «peones blancos» recorrió diferentes arterias de la ciudad, pasando por las clínicas privadas, el Hospital Provincial y la Municipalidad.

Acerca de Redacción

Check Also

Miserias políticas

EDITORIAL / La política es la única herramienta para transformar la realidad, indican la  mayoría …

El Ojo Web
error: Contenido protegido