viernes , mayo 24 2019
Inicio / Actualidad / «…creo que no se dieron cuenta que iba creciendo. Me subestimador que no me iba animar.» (Parte II)

«…creo que no se dieron cuenta que iba creciendo. Me subestimador que no me iba animar.» (Parte II)

RÍO TERCERO/ LA INTIMIDAD DE MARÍA LUISA LUCONI/ En esta segunda parte María Luisa Luconi, se mete de lleno en las cuestiones políticas. Además, relata la problemática de las adicciones en primera persona y opina sobre temas varios como el aborto.

En la continuidad de la charla: María Luisa cuenta que tiene cuatro hijos: Alejandro (32) Gastón (31) Juan Pablo (26) y José (24). Los partos de los nacimientos de mis hijos fueron por cesáreas. Fue mi sueño de ser madre, cuenta con orgullo.

 

¿Usted viene de una cultura patriarcal? Por ahí, rompí el esquema hasta donde pude con una cultura patriarcal. Era raro en aquellos tiempos que la mujer fuera profesional, era como ser la “oveja negra”. En mi casa me daban a elegir; o la semana de la juventud o salir por la noche.

En la política la labor de la mujer empezó a ganar terreno. En el caso mío creo que no se dieron cuenta que ve iba creciendo. Me subestimador que no me iba animar. Aparte, veían que alguien que viene de la iglesia se perfilaba para atender cuestiones sociales, y que no tenía apetencias políticas. Puedo volcar lo que recibo y veo muy bien lo que se hace en Desarrollo Económico, en obra pública,  pero principalmente está faltando y mucho en contención a la familia.

Algunas familias están atravesando mucha soledad con la crisis económica, en estos problemas hay un estado municipal ausente en todo aspectos, en todos los niveles. Para eso hay que empezar a tener empatía.

¿Si vos no sentís lo que siente la gente como vas hacer para ayudarlo?, si vos no los escuchas, si vos no viviste lo mismo, como lo vas a entender. Si vos, con un sueldo te tiene que alcanzar para todo el mes o si no fuiste empleado cómo vas hacer para entenderlo.  Creo que eso es lo que nos está faltando, empatía con ellos. Cuando uno transita esas situaciones hace que los entienda.

¿Usted se considera de familia clase media? Absolutamente, como la mayoría nos cuesta llegar a fin de mes, nosotros tenemos dos buenos sueldos, pero la situación que hoy atravesamos como familia es difícil. También tenemos deudas y ahí tenemos que usar la creatividad y la imaginación.

Ser creativo es que una comida se haga rendir por dos. Agarrar una tela y fabricar un pantalón. Aprovecho para contar que me dedico a la costura, cocino, limpio, plancho, hago mosaiquismo, además de hacer un hobby de plantas, pinto macetas, también pinto la casa y arreglo puertas.

Hablemos de algunos tragos amargos de la familia. En realidad hubo una situación en casa por una adicción y la hemos enfrentado como familia. Acompañado por mi hermanos, por todos. Creo que eso hizo de tener esperanzas y lograr pasos importantes para salir.

Es una sociedad muy tentadora y los chicos muchas veces no tienen las herramientas suficientes para defenderse y los adultos estamos muy ocupados. Nosotros tuvimos firmeza de lo que había que hacer. En vez de separarnos nos unimos más. Hoy podemos decir que hemos superado el problema.

Han sido muchas lágrimas, muchas horas sin dormir. Mucho reclamo a Dios sin saber que él me estaba mostrando una realidad que tenía que verla para creerla.

 

Usted, me dijo alguna vez que la drogadicción en un hijo es una «bomba» que cae en el medio de la familia. Tal cual, no te la esperas, y uno piensa que a uno no le va a pasar. Cuando  esto cae en familias más vulnerables es más difícil.

 

¿Y sus hijos que hacen, en la actualidad? Alejandro está en política, es el motorcito que siempre le gustó. Gastón, se dedicó a vender viajes de estudios, Juan Pablo y José están con mi esposo en el vivero. José además, está volviendo al ciclismo de a poco, luego de un período de ausencia de tres años.

¿Qué piensa del aborto. Creo que el aborto va a llegar. Yo no lo haría por una convicción mia del “si” a la vida, pero también entiendo que a muchas mujeres por falta de educación sexual se les podría evitar el aborto, si hubiera una verdadera educación sexual. Es un tema de salud pública, pero hay que analizar las otras situaciones donde hay abusos o violaciones, en estos casos mi pensamiento no es un “no” rotundo.

¿Y qué piensa del poliamor? No encajaría de mi modo de pensar con la  mía ni la de mi esposo. Llevamos un matrimonio de 35 años. Y la verdad que me sorprendo.

 

 

Acerca de Justo Dagorret

Check Also

El Centro Comercial de Almafuerte en busca de conformar la Cámara de Hoteleros, Gastronómicos y afines

ALMAFUERTE/ CENTRO COMERCIAL DEINDUSTRIA DE TURISMO Y DE SERVICIOS (CECITYS)/ La institución logró días atrás, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *